Internacionales

Extradición del “El Chapo” tardaría al menos un año

Interpol México formalizó la detención del narcotraficante, con lo cual puede comenzar el procedimiento para extraditarlo a Estados Unidos

chapo-guzman-captura
El Chapo Guzman |

Redacción Central |

El director General de Procedimientos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), de México, José Manuel Merino, informó que el proceso para extraditar a Joaquín “El Chapo” Guzmán a Estados Unidos podría durar alrededor de un año.

Estamos estimando que en promedio sea de alrededor de un año, como mínimo, aunque hemos tenido procedimientos de hasta 4 años, precisó.

Señaló que Washington emitió dos órdenes de detención con fines de extradición contra el líder del cártel de Sinaloa; una por delitos de asociación delictuosa e intención de distribuir cocaína; y la otra por asociación delictuosa, delincuencia organizada, distribución de droga, homicidio y posesión armas de fuego.

Interpol México formalizó este domingo la detención del narcotraficante, con lo cual puede comenzar el procedimiento para extraditarlo a la nación norteña.

Con esta acción, se notifica a la autoridad jurisdiccional correspondiente de la ejecución de dichas órdenes de detención con fines de extradición, con lo cual dará inicio formalmente el procedimiento, explicó la PGR.

En un comunicado, recalcó que una vez desahogada la parte probatoria del procedimiento de extradición, los jueces emitirán una opinión jurídica y posteriormente se turnarán los expedientes a la Secretaría de Relaciones Exteriores, para que esta dependencia emita los acuerdos correspondientes.

Aclaró que Guzmán tiene la posibilidad de recurrir al Juicio de Amparo, en contra de los acuerdos que emita la Cancillería, en tanto subrayó que la fiscalía general “mantendrá una estricta vigilancia de los procedimientos y será respetuosa de las determinaciones de las autoridades correspondientes”.

Fuentes del Gabinete de Seguridad confirmaron que el narcotraficante, quien fue capturado el viernes pasado en su estado natal de Sinaloa, no enfrentará cargos adicionales por haberse fugado del penal El Altiplano en julio de 2015.

El Código Penal Federal establece sanciones únicamente en caso de que el evadido haya hecho uso de la violencia, por lo que al ser reingresado, se le reasignó el número de reo 3578 y se retomaron los procesos en su contra.

Para evitar otra fuga del penal de máxima seguridad la vigilancia afuera de la cárcel se reforzó con tanquetas, soldados, policías federales y policías del estado de México.

Según el periodista de BBC Mundo en México Alberto Nájar el piso de la celda a donde se le confinó se reforzó con una cuadrícula de varillas de acero, dos candados con cadenas, cerradura electrónica, una puerta interna con barrotes y otra con placas de metal.

Tiene monitoreo permanente a través de cámaras de video que registran imagen y sonido, y no tiene derecho a televisión, como ocurría antes de escaparse.

Como parte de las medidas de seguridad también se restringió su contacto con abogados y familiares.
mem/ele

también te puede interesar