Internacionales

Denuncia Siria en ONU campaña mediática de descrédito

El embajador sirio ante la ONU señaló que algunos miembros del Consejo de Seguridad y medios de información mienten deliberadamente

Bashar Jaafari
Embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari | hispantv

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Siria denunció en Naciones Unidas una campaña de descrédito contra el gobierno del presidente Bashar al Assad, en momentos que se alista una nueva ronda de conversaciones de paz para finales de enero en Ginebra.

De acuerdo con un despacho de la agencia de noticias Prensa Latina, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, desmintió este lunes desde la tribuna del Consejo de Seguridad reportes de que en Madaya, Damasco Campo, murieran varias personas por falta de alimentos, y de que las autoridades bloqueen la asistencia humanitaria a esa y otras localidades sitiadas.

Según Jaafari, algunos miembros del Consejo y medios de información mienten deliberadamente con el objetivo de desprestigiar al gobierno sirio ante la comunidad internacional.

Así lo hicieron en el contexto de recientes consultas en Ginebra y Moscú entre representantes del ejecutivo sirio y opositores, refirió.

En opinión del diplomático, ciertas potencias occidentales y sus aliados en Medio Oriente están descontentos con el compromiso de Damasco para poner fin al conflicto, pues ello afecta sus planes de cambio de gobierno.

Jaafari asevero que el Gobierno despachó ayuda humanitaria a zonas bajo el asedio de grupos terroristas, al tiempo que solicitó a la ONU el envío de mayor asistencia.

Este lunes, confirmó, llegaron 65 camiones con ayuda a Madaya y Zabadani, en Damasco Campo, y Kefraya y Fous, en Idlib.

Para el embajador, una de las principales dificultades en esos territorios y otros es el robo, el saqueo y el desvío de la asistencia por parte de los terroristas del Estado Islámico y el Frente al Nusra, entre otros grupos.

Al respecto advirtió que gran parte de la asistencia (alimentos y medicinas) enviada hacia esas zonas terminan en poder de las bandas, que luego las venden a precios inaccesibles a los necesitados.

Igualmente enfatizó que para Damasco es una prioridad que las organizaciones vinculadas con el traslado y la entrega de la ayuda lo hagan en un ambiente lo más seguro posible, a fin de evitar que los suministros caigan en manos de los terroristas.

Las causas raigales de las penurias de los sirios -expresó- son el terrorismo, las sanciones económicas impuestas desde el exterior y el empeño en cambiar al gobierno.

La citada ronda de conversaciones prevista para el 25 de enero busca poner fin a un conflicto que dura ya cinco años, con un saldo de 250 mil personas muertas y 11 millones de desplazados dentro y fuera del país, según estimaciones de fuentes especializadas.

En tanto, Naciones Unidas celebró este lunes la llegada de ayuda humanitaria a localidades sirias golpeadas por la guerra, donde miles de personas sufren carencias de todo tipo por los enfrentamientos armados y el asedio de las bandas terroristas.
ros/noa

también te puede interesar