Internacionales

Confirmado: Gobierno sirio no usó armas químicas

Los mercenarios y opositores al presidente Bashar Al Assad fueron quienes utilizaron el gas sarín en la Masacre de Ghouta, confirma la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, una noticia que ignora la mal llamada gran prensa

Armas Químicas
Eliminación de Armas Químicas | TeleSurTV

Redacción Central |

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas confirmó este viernes en un comunicado que fueron los mercenarios y opositores al gobierno de Bashar Al Assad quienes utilizaron gas sarín en medio de la guerra civil que sacude a Siria desde 2011.

El reporte de la OPAQ confirma lo expresado el pasado diciembre por Ahmed al-Gaddafi al-Qahsi, primo del asesinado presidente Muammar Al-Gadaffi, quien aseguró que las armas químicas utilizadas en Siria fueron robadas de Libia y contrabandeadas hacia este país a través de Turquía por parte de los rebeldes mercenarios.

El anuncio se da luego de una investigación pedida a la organización por el presidente sirio. Ahmet Uzumcu, titular de la OPAQ, afirmó en el comunicado que las muestras de sangre de varias víctimas que fueron analizadas contenían trazas de gas sarín, el cual era diferente al mismo gas que en algún momento poseyó el gobierno sirio.

En 2013 una docena de ataques con gas sarín se dieron al este de Siria, y rápidamente la Liga Árabe, Estados Unidos y la Unión Europea se apresuraron a acusar el presidente Al Assad de ser responsable de estas acciones.

El mandatario sirio desmintió las acusaciones y dijo que eran los invasores quienes habían utilizado tales armas al presentar un alijo capturado por el Ejército, pero la prensa occidental reforzó la teoría imperial en su contra. Los incidentes dejaron unos mil 400 civiles muertos en Siria, específicamente en Ghouta.

Seguidamente Siria acordó, a través de Rusia, inspecciones de la OPAQ y la ONU para inspeccionar su arsenal de armas químicas, al tiempo que accedió a que este fuese destruido.

El 16 de septiembre de 2013 la ONU confirmó la total desaparición de las armas químicas en Siria, cuyo gobierno también accedió a eliminar los equipos que permitirían producirlas nuevamente.

De forma curiosa, esta confirmación dada a conocer por la OPAQ ha sido ignorada por los grandes conglomerados de prensa, quienes forjaron una opinión mundial de condena contra Al Assad.

Así, queda en evidencia, una vez más, que el caos reinante hoy en Siria no es culpa del Gobierno. Si bien sucedieron protestas populares en 2011, la destrucción y muerte sembrada luego en esta nación sería culpa, en todo caso, de las grandes potencias de occidente que todavía aspiran a la salida de Al Assad.

Un informe divulgado por AP indica que el Departamento de Estado de Estados Unidos tiene programado para el marzo del 2017 la renuncia del presidente de Siria, Bashar al Assad.

Esta solución supone que el «círculo más cercano» del presidente sirio también abandone el poder. La fecha exacta y la existencia por escrito de una agenda de transición política para Siria fueron confirmadas por el portavoz oficial de la diplomacia estadounidense, John Kirby.

La dimisión de Al Assad se califica en el documento del «mejor de los guiones posibles», lo que no descarta otras opciones para sacarlo del poder.

Conforme lo cita la agencia AP, el plan contempla que para agosto del 2017 existan las condiciones favorables para elegir un nuevo presidente y un nuevo Parlamento.

Kirby aseguró que el plan no representa una postura oficial y que es «preliminar y previo a la toma de decisiones».

Un funcionario de la Administración de Obama consultado por AP a condición de anonimato dijo que la fecha de la renuncia de Al Assad podría ser «postergada».

¿Qué es el gas sarín?

Irónicamente, esta sustancia es originalmente un líquido incoloro e inoloro que es usado como arma química debido a su extrema potencia como agente nervioso. Fue clasificado como arma de destrucción masiva en la resolución 687 de la ONU. La producción y almacenamiento de gas sarín fue declarada ilegal en la Convención sobre Armas Químicas de 1993 donde se clasifica como una sustancia de lista 1.

La denominación de este gas proviene de un acrónimo de los nombres de sus descubridores, los científicos Schrader, Ambros, Rüdiger y Van der Linde.

Su descubrimiento data de 1938 en Alemania. Puede convertirse en gas y propagarse al medio ambiente, donde no se encuentra de forma natural.

Su mecanismo de acción se asemeja a la de algunos insecticidas de uso común, como el malatión. Es un potente inhibidor de la enzima colinesterasa. Con la enzima inhibida, la acetilcolina se acumula en las sinapsis y continúa actuando de manera tal que los impulsos nerviosos son, en efecto, continuamente transmitidos. La muerte suele producirse como resultado de asfixia debido a la incapacidad de funcionar de los músculos implicados en la respiración.
mem/ale

también te puede interesar