Internacionales

Estado Islámico continúa con la destrucción del patrimonio de Palmira

El grupo extremista demolió parte del templo de Bel, que conforma el mayor complejo dentro de las ruinas arqueológicas de la histórica ciudad

Templo de Bel
Templo de Bel, en Palmira |

Redacción Central |

El Estado Islámico destruyó en Palmira parte del templo de Bel, que conforma el mayor complejo dentro de las ruinas arqueológicas de la histórica ciudad.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó que los yihadistas colocaron explosivos en el interior del santuario, dedicado a la deidad suprema babilonia y cuyo techo estaba originalmente recubierto de oro.

Por su parte, el director de Antigüedades de Siria, Maamun Abdulkarim, aseguró que la mayor parte del templo, construido en el año 32 d. C., se mantiene en pie.

Se trata de uno de los más grandes y mejor conservados santuarios de la región y representa un punto de encuentro entre la arquitectura clásica y oriental.

Los extremistas han cumplido su amenaza de acabar con los restos arqueológicos que califican como “símbolos de idolatría pagana”, pues la semana pasada destruyeron el templo de Baalshamin, de dos mil años de antigüedad.

Anteriormente también demolieron en Palmira una estatua de más de tres metros de altura que representaba al león de la diosa Atenea y dos antiguas mezquitas.

también te puede interesar