Internacionales

¿Por qué la NSA no evitó el 11 de septiembre de 2001 en EE.UU.?

La Agencia de Seguridad Nacional sabía de los ataques terroristas que finalmente derrumbaron las Torres Gemelas en Nueva York y un pedazo del Pentágono en Washington. Sin embargo, no los detuvo, afirma uno de sus exempleados

World Trade Center de Nueva York durante el 11 de septiembre de 2001
World Trade Center de Nueva York durante el 11 de septiembre de 2001 |

Redacción Central |

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos sabía que los atentados terroristas que tuvieron lugar el 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center de Nueva York iban a ocurrir, y sin embargo no hizo nada.

Así lo afirmó hace unos meses el exempleado de la NSA (siglas en inglés de la mencionada Agencia), Thomas Drake, quien en una reciente entrevista dio a conocer por qué la NSA permitió esta atrocidad.

Drake dijo a The Real News Network que era “conveniente” dejar que sucediera para tener una excusa que permitiera restablecer la autoridad del presidente ante la nación y brindar poder ilimitado para ellos.

Drake acusó al entonces vicepresidente, Dick Cheney, de ser uno de los que sabía de la situación durante la administración de George W. Bush.

El exempleado también hizo hincapié en que antes del 11-S el contraterrorismo nunca había sido una cuestión primordial para la NSA.

«El contraterrorismo nunca fue una prioridad para la NSA. El departamento que se encargaba de esta cuestión lo formaban solo 20 personas y era una oficina poco importante», asegura Drake.

«Ellos sabían mucho mejor que nadie que algo grande iba a suceder. No sabían ni el día ni la hora exacta. (…) [En la NSA] lo sabemos todo sobre todos los vuelos de prueba. Lo sabíamos ya desde que entrevistamos [al actor] James Woods, que, en uno de los muchos vuelos que tomó desde el Este a la costa Oeste, notó a ciertas personas de Medio Oriente que se encontraban en esos aviones. Estaba claro que habían pasado mucho tiempo haciendo observaciones, poniendo a prueba la seguridad de nuestro sistema y nuestras aerolíneas en particular», añadió Drake.

En la entrevista reveló además que la NSA tenía intereses económicos en las consecuencias provocadas por la tragedia del 11-S. En su entrevista hace referencia a la opinión de Maureen Baginski, que fue el tercer más alto funcionario de la NSA.

«Su explicación fue que el 11-S se convirtió en un regalo para la NSA. En ese momento se dijo: Conseguiremos todo el dinero que queramos e incluso más. Estaba claro que un fracaso les aportaría mucho dinero», precisó Drake.

A fines de junio de 2014, e inspirado en Edward Snowden, Thomas Drake anunció que revelaría datos secretos sobre el espionaje que Estados Unidos mantenía sobre ciudadanos alemanes.

Drake, de 58 años, habló también acerca de las escuchas en el teléfono móvil de la canciller federal Ángela Merkel y afirmó que no había necesidad de que los servicios secretos estadounidenses se involucrasen directamente en dichas intercepciones.

Drake trabajó como exalto ejecutivo de la NSA de 2001 a 2008. Tuvo problemas con la agencia cuando se encontró en minoría en un debate acerca de dos nuevas herramientas para la obtención de datos de inteligencia a partir de fuentes digitales: un programa llamado Trailblazer y otro conocido como ThinThread.

En 2010 fue acusado de «retención voluntaria» no autorizada de documentos clasificados. Se enfrentaba a 35 años de prisión por varios cargos, la mayoría de los cuales fueron después retirados. Finalmente, se declaró culpable de un delito menor y fue condenado a un año de libertad condicional y de servicio comunitario.

también te puede interesar