Internacionales

Deslave en Nepal deja 19 muertos y una veintena de heridos

El número de víctimas fatales puede aumentar con los días, en la misma medida en que las lluvias monzónicas deterioren más la situación

Deslave en Nepal
Personal de rescate buscando víctimas del deslave en la villa nepalesa de Lumle | Reuters | Navesh Chitrakar

Redacción Central |

Unas 19 personas murieron, 29 resultaron heridas y otras 20 permanecen desaparecidas en el centro de Nepal tras un deslizamiento de tierra provocado por fuertes lluvias monzónicas.

El alud se produjo la noche del miércoles en la provincia de Gandaki (centro), mientras los habitantes dormían, explicó el portavoz del Ministerio de Interior, Laxmi Prasad Dhakal, tras advertir que el número de muertos podría aumentar en la medida en que avancen las labores de escombreo.

Como el deslave ocurrió durante la noche cuando la gente dormía, hay muchas probabilidades de que la mayoría de los desaparecidos hayan sido cubiertos por el lodo y las piedras, añadió Prasad.

Al menos una docena de los 29 heridos reportados fueron trasladados en helicóptero a la ciudad de Pokhara para ser atendidos, y el resto fue ingresado en varios centros hospitalarios de Gandaki.

En las zonas montañosas nepalíes las precipitaciones están dejando caer las laderas sobre los valles, sepultando carreteras, aldeas y cultivos. Los corrimientos son comunes en esta época, pero la situación se ha vuelto extremadamente precaria tras los terremotos de abril y mayo.

Desde el primer sismo, el 25 de abril, se han producido más de tres mil deslizamientos de tierra en el centro de Nepal, informó el Centro Internacional para el Desarrollo Integral de las Montañas (Icimod). A su vez, Basudev Ghimire, jefe del distrito de Dhaning, comentó que salvar a la gente en esta época monzónica es un enorme desafío.

Según UNICEF, 70 mil menores de cinco años están en riesgo de desnutrición en los 15 distritos afectados, una situación que golpea de lleno las mejoras conseguidas en el último lustro.

A casi tres meses de los sismos, el material de socorro no llega a todas las zonas y muchas familias continúan esperando la ayuda que les prometió el gobierno.

Los bloqueos de carreteras provocados por las lluvias han agravado el envío de suministros. A finales de junio la comunidad internacional, encabezada por India y China, se comprometió a entregar cuatro mil 400 millones de dólares para la reconstrucción de Nepal, donde aún hay 2,8 millones de damnificados, según la ONU.

Las autoridades están preparando cursos de formación de tres meses para capacitar a la población en la restauración de estructuras deterioradas. La intención es articular un ejército de carpinteros, albañiles, electricistas y fontaneros que levanten escuelas, hospitales y las 800 mil casas destruidas o dañadas.

también te puede interesar