Internacionales

Ban Ki-moon exige esclarecer derribo de avión

Viajaban 298 pasajeros, todos fallecieron

Malaysia Airlines
Restos del vuelo MH17 de Malaysia Airlines con cientos de pasajeros a bordo |

Redacción Central |

Este 17 de julio se cumplió exactamente un año del derribo del avión de Malaysian Airlines MH17. Han transcurrido 365 días y todo sigue igual. No hay responsables, no hay acusados directos, solo quedan las muertes y el dolor perenne de aquellos que perdieron a sus seres queridos. La verdad sigue oculta.

El aparato, un Boeing 777 que efectuaba el vuelo entre Amsterdam-Kuala Lumpur, desapareció de los radares cuando volaba a 10 mil metros de altitud, y se estrelló cerca de la aldea de Grabove, en la región de Donetsk, Ucrania. Viajaban 298 pasajeros. Todos fallecieron.

Hace apenas unas horas, Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, demandó el esclarecimiento del funesto desenlace. Aunque el dolor causado por esta tragedia no se puede borrar, las víctimas deben ser honradas con un esfuerzo colectivo para establecer la verdad sobre el incidente y asegurar que cualquier persona que se determine responsable pague por ello, expresó a través de un comunicado su portavoz.

Las pesquisas actualmente son dirigidas por el Consejo de Seguridad de Holanda, que, al parecer, anda por el camino correcto, de acuerdo a lo manifestado por  el diplomático coreano. El funcionario dio la bienvenida a los progresos conseguidos por la investigación internacional independiente puesta en marcha tras el incidente.

Precisamente, los Países Bajos muestran un enorme interés en determinar los autores del vil acto. En la aeronave transitaban 154 víctimas de ese estado, además de 27 australianos, 43 malasios (incluida la tripulación), 12 indonesios, 4 belgas, 4 alemanes, 9 británicos, 3 filipinos, 1 canadiense, y 41 sin nacionalidad verificada.

¿”Capitán Vladislav Voloshin”?

Durante el pasado mes de diciembre, el Comité de Investigaciones (CI) de Rusia informó sobre un tal “capitán Vladislav Voloshin”, como el primer sospechoso del derribo del avión de Malaysian Airlines.

La información fue proporcionada en su momento por Vladimir Markin, portavoz del CI, después de los resultados del  interrogatorio donde el testimoniante, cuya identidad no fue revelada por razones de seguridad, reiteró la versión ofrecida previamente en declaraciones al diario Konsomolskaya Pravda.

El testigo, un exmilitar ucraniano, sostuvo que un avión SU-25 de la Fuerza Aérea de ese país pilotado por un cierto “capitán Voloshin” despegó el día de la tragedia desde una base en las afueras de la ciudad de Dniepropetrovsk, 400 kilómetros al sur de Kiev, donde él prestaba servicio.

De acuerdo con su alegato, la nave de combate estaba artillada con misiles aire-aire del tipo R-60, algo inusual pues los rebeldes carecen de fuerza aérea, y que al regresar el aparato se percató de que ya no tenía los cohetes.

Para el denunciante resulta más sospechoso aún, según lo publicado hasta ahora, el nerviosismo de Voloshin y su expresión de que “el avión se encontraba en el lugar inadecuado en el momento inadecuado”,  al referirse supuestamente al vuelo comercial.

Sin embargo, el tiempo pasó y pasó y todo, lo concreto, aún se desconoce. Algunos expertos expresan el extraño silencio sobre el derribo del MH17. Dudas e interrogantes que crean más dudas y más preguntas sobre qué pasó y quién apretó el botón. Dudas sobre la verdad, que es lo esencial en este asunto.

también te puede interesar