Internacionales

EE.UU. es responsable de la debacle económica puertorriqueña

El Movimiento Unión Soberanista denuncia esta situación y la actitud desdeñosa de Washington al negarse a una solución

Presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS) de Puerto Rico, María de Lourdes Guzmán
Presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS) de Puerto Rico, María de Lourdes Guzmán | Metro

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS) de Puerto Rico, María de Lourdes Guzmán, responsabilizó el jueves a Estados Unidos con la debacle fiscal y económica en la que ha colocado a la isla.

La situación descrita quedó ratificada por la decisión del Tribunal del Circuito de Apelaciones de Boston de negar a Puerto Rico la posibilidad de contar con una Ley de Quiebras, ante la deuda de más de 70 mil millones de dólares que tiene con titulares de bonos.

La anulación de la Ley de la Recuperación de las Corporaciones Públicas evidencia la cruda realidad de subordinación política y económica que vive Puerto Rico como Estado Libre Asociado (ELA), y la necesidad de exigir de los gobernantes de Estados Unidos la solución urgente de este problema, reclamó Guzmán.

EE.UU., además de ser directamente responsable de la debacle fiscal que experimentamos los puertorriqueños, de manera desdeñosa nos impide buscar una solución, añadió.

«La decisión del Tribunal de Circuito de Apelaciones alega, sin contemplaciones, que las actuaciones del gobierno de Puerto Rico atentan contra el poder plenario del Congreso estadounidense bajo la cláusula territorial», explicó la abogada.

La presidenta del MUS, organización que aspira a una nueva relación con Estados Unidos, expresó que el gubernamental Partido Popular Democrático (PPD) mantiene «engañado al pueblo».

«Los populares llevan décadas vendiéndole a nuestro pueblo la idea de una supuesta relación de asociación, lo que resulta ser un engaño, una falacia», expresó. A continuación insistió en la necesidad de dar una solución al problema del estatuto de Puerto Rico para enfrentar su crisis ante la negativa de Washington de asistirlo.

Guzmán opinó que esta crisis fiscal y económica de Puerto Rico ha permitido desenmascarar la humillante relación colonial existente entre la isla y Estados Unidos, relación que el gobierno del PPD patrocina «con complacencia».

«En vez de demostrar su indignación ante esta decisión judicial, los líderes políticos del PPD asumen una postura de sumisión, reclamándole lastimosamente al Gobierno Federal que nos trate con igualdad», denunció.

Más adelante afirmó que los gobernantes puertorriqueños «tienen mucho que aprender de los líderes del gobierno griego, quienes en defensa de los intereses de su pueblo supieron enfrentarse con valentía a las exigencias de los acreedores y a los chantajes de representantes de la comunidad europea que pretendían acorralarlos».

«Mientras esos líderes dan una muestra de dignidad y arrojo, nuestra clase política gobernante se repliega ante el poder imperial que hoy nos da la espalda, por lo que es hora de levantarnos y reclamar nuestro derecho inalienable a la soberanía política, porque la colonia tiene las manos atadas», subrayó Guzmán.

también te puede interesar