Internacionales

Correa denuncia intentos desestabilizadores de la derecha

En su peculiar tono dialogante, el mandatario ecuatoriano llama a sus oponentes a la razón y reitera su compromiso con la Revolución Ciudadana y la Patria

Presidente de Ecuador, Rafael Correa
Presidente de Ecuador, Rafael Correa |

Redacción Central |

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció el jueves los intentos de la oposición por aplicar contra su gobierno y la Revolución Ciudadana la táctica del golpe blando.
Un primer paso de esa táctica desestabilizadora es tratar de generar malestar en la población, y luego intentar deslegitimar al gobierno con editoriales falsos y ataques desde las redes sociales, explicó.

Otro es calentar la calle con la movilización constante de desafectos, así sean tres o cuatro para dar la impresión de un Ecuador dividido, precisó el mandatario ante miles de personas reunidas por el 191 aniversario de la fundación de la provincia de Manabí, y el 173 del natalicio del líder Eloy Alfaro.

El cuarto paso radica en combinar todas las fuerzas de lucha y sembrar rumores inciertos en la sociedad, como el supuesto fin de la dolarización o del feriado bancario, y lo último es procurar la fractura institucional y la renuncia del presidente de la República.

Correa rechazó igualmente la actitud violenta de sectores contrarios a su gestión y renovó su compromiso con la Patria para defender la Revolución sin violencia. No creemos en provocaciones porque este proceso es pacífico y las balas de hoy son los cuadernos, las batas blancas, y el derecho a la salud universal, afirmó.

Por todo ello llamó a un pacto ético ante una sociedad que no puede vivir más en medio de la falsedad, porque el gobierno no tiene nada que ocultar y hace cosas buenas para nuestra gente.

A continuación fustigó a aquellos caudillos que convocan a marchas en nombre de supuestos intereses conculcados a las familias, pero no de las suyas, advirtió, que viven amuralladas o fuera del país.

Hay que ver con cuánto cinismo los de siempre se toman el derecho de usar el nombre de la familia ecuatoriana en su propio beneficio, cuando fueron ellos los causantes del feriado bancario de los 90, que destruyó hogares por la migración, señaló.

Correa señaló que el problema de fondo es la desigualdad. Algo anda mal, admitió, y al respecto exhortó a un diálogo nacional para analizar el trasfondo de una sociedad que produce y reproduce la inequidad, porque toda excesiva acumulación de riqueza es inmoral.

Al respecto recordó que los proyectos de ley sobre distribución de riquezas y plusvalía fueron retirados temporalmente para evitar la violencia en Ecuador.

No podemos hablar de justicia, paz y democracia cuando existen diferencias extremas, subrayó el Presidente, quien se refirió a los opositores como mentirosos al decir que esas legislaciones perjudican a los pobres y a la clase media.

En realidad afectan a menos del dos por ciento de la población más rica del país, el otro 98 por ciento no será perjudicado, ya que solo tres de cada 100 mil ecuatorianos reciben al año una herencia superior a 50 mil dólares, explicó.

En el caso del gravamen sobre la plusvalía, añadió, se busca frenar las ganancias ilegítimas obtenidas por especuladores con la venta de terrenos y propiedades.

El mandatario se refirió más adelante a su reciente encuentro con importantes hombres de negocios para abordar las propuestas, e informó que acordaron flexibilizar el proyecto de ley de herencias en el caso de las empresas y de negocios incipientes.

Estamos dispuestos a mantener la tabla actual de impuestos siempre que no haya evasiones, observó.

Recordó haber formulado la idea de un diálogo para motivar la reflexión sobre la tremenda desigualdad existente en Ecuador a pesar de los avances de los recientes años, y al respecto reiteró su criterio de que ambos proyectos de leyes no afectan ni a los pobres ni a la clase media.

Si me demuestran que estoy equivocado, las retiro inmediatamente, de lo contrario quedará confirmado que los incitadores violentos mienten para crear el caos y la confusión, lo cual no será permitido, subrayó.

también te puede interesar