Internacionales

Un candidato asesinado en México gana las elecciones

Responde el pueblo del municipio de Yurécuaro con votos para Enrique Hernández, ultimado a balazos el pasado mayo en plena campaña electoral

Enrique Hernández
Enrique Hernández, candidato a la alcaldía de Yurécuaro fue asesinado el 14 de mayo de 2015 |

Redacción Central |

Así como las huelgas de brazos caídos dañan terriblemente las economías de los gobiernos corruptos, y muchas veces son el paso inicial para no pocas revoluciones, los ciudadanos del municipio de Yurécuaro, en el estado mexicano de Michoacán, seleccionaron como su alcalde al exmiembro de las autodefensas, Enrique Hernández, durante las elecciones celebradas el pasado domingo.

El miembro del partido Morena se impuso así en las urnas, a pesar de ya no estar en este plano de vida, pues fue asesinado presuntamente por narcos el pasado 14 de mayo mientras estaba en plena campaña electoral. Sin dudas, una respuesta del pueblo a quienes intentan atemorizarlos.

Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares, el representante del Movimiento de Regeranción Nacional (Morena) obtuvo el 39 por ciento de la votación en esa localidad, resultado que lo pone por encima de los candidatos del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), cada uno con el 26 por ciento de los votos.

Hernández fue asesinado el 14 de mayo pasado cuando culminaba un mitin de campaña en el centro del propio Yurécuaro. Tras el suceso, Hernández fue sustituido por Marco Antonio González Jiménez, quien asumirá ahora como alcalde.

El difunto obtuvo cerca de tres mil 900 votos.

Esta decisión ciudadana muestra el hastío que sienten en México por la violencia imperante debido al control que tienen los grupos de narcotraficantes en casi todos los estados.

El pasado domingo, día en que se celebraron las elecciones, se recordó el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, cuyos padres se oponían a los comicios por la falta de respuestas que el gobierno mexicano ha ofrecido sobre el paradero de sus hijos.

A esto se sumó la ola de violencia contra los candidatos, la desconfianza de la población en los partidos políticos y los cuestionamientos a la legitimidad del sistema político mexicano.

En la localidad de Tixtla, entretanto, se invalidaron las elecciones una vez que se robaron las casillas electorales, informó la presidenta del Instituto de Participación Electoral de Guerrero, Marisela Reyes.

En el estado de Oaxaca las autoridades informaron sobre el arresto de casi un centenar de personas por sustracción y destrucción de documentos electorales, así como por participar en disturbios.

Unos 40 mil efectivos del Ejército, la Armada, Policía Federal y fuerzas de seguridad estatales se desplegaron para resguardar los comicios, en los que estaban convocados más de 83 millones de personas.

también te puede interesar