Internacionales

Intensifican tareas para dar con náufragos del Estrella de Oriente

La embarcación no reunía las condiciones para resistir el embate de fuertes vientos

El hundimiento del Estrella de Oriente se perfila como el peor percance de su tipo en China en décadas
El hundimiento del Estrella de Oriente se perfila como el peor percance de su tipo en China en décadas |

Redacción Central |

Las autoridades chinas ampliaron este miércoles de 13 a 180 el número de buzos implicados en el rescate de posibles sobrevivientes entre los náufragos del crucero Estrella de Oriente, al que una tormenta volcó el lunes en el río Yangtsé.

Una enorme grúa flotante ha sido llevada al sitio para intentar levantar el pecio, del que solo se han salvado 14 personas. Los cuerpos de otras 65 han sido recuperados, de ellos 39 en este día, informó la televisión estatal CCTV.

Los equipos de rescate comenzaron a perforar una franja del casco de la embarcación, que sobresale del río, en busca de aquellos que hayan podido sobrevivir en bolsones de aire.

El primer ministro Li Keqiang visitó la zona del desastre en el condado de Jianli, en la provincia de Hubei, y pidió intensificar esfuerzos a tiempo completo.

La embarcación, de tres puentes, se dirigía desde Nanjing a la ciudad de Chongqing con 405 turistas, casi todos jubilados de tercera edad, cinco guías y 47 tripulantes.

Según la Agencia de Seguridad Marítima de Nanjing el barco fue citado por infracciones de seguridad hace dos años.

A su vez, el presidente del Instituto de Diseño de Botes Chongqing, Zhong Shoudao, declaró en conferencia de prensa que los barcos de río tienden a tener un estándar menor de resistencia a las olas y el viento respecto de sus iguales marítimos.

Bajo circunstancias especiales de ciclón, la presión en un lado de la embarcación fue más allá del estándar para el que fue diseñado, lo que resultó en su vuelco, que fue tan rápido, dos minutos, según el Diario del Pueblo, que no dio tiempo a echar manos a chalecos y botes salvavidas, ni para enviar señales de auxilio.

Entre los sobrevivientes se encuentran el capitán y el jefe de máquinas, ambos en detención preventiva hasta que se aclaren los hechos. El desastre puede ser uno de los más graves de la historia fluvial de China.

En 1948 explotó el Huangpu, cerca de Kiangya, y murieron mil personas.

también te puede interesar