Internacionales

Desastre medioambiental en California

El vertido de más de 400 mil litros de crudo al océano Pacífico tras un accidente en un oleoducto la pasada semana pone en peligro el rico ecosistema natural de la zona

Derrame de petróleo en California
Se estima que más de 95.000 litros de crudo fueron a parar al mar | EPA

Redacción Central |

Más de 400 mil litros de crudo se han vertido al océano Pacífico en la región estadounidense de Santa Bárbara, estado de California, una tragedia que amenaza a numerosos ecosistemas.

La mancha de crudo no deja de extenderse por las costas y ya se ha convertido en el peor derrame petrolero de la región desde 1969, según datos brindados por Russia Today.

En esta zona de Santa Bárbara se produce un fenómeno de confluencia de aguas tibias y frías entre el sur y el norte del planeta, lo que ha generado una rica variedad de especies marinas, ahora en peligro.

Tal es el caso de los bosques de quelpos (grandes algas pardas), cuyo hábitat alberga a muchos animales que ahora pueden verse afectados, según Bob Miller, biólogo marino de la Universidad de California en Santa Bárbara.

El reportaje de Miller, dado a conocer por el portal Wired, indica que los quelpos llegan a medir más de 40 metros y sirven de sustento a más de 800 especies.

En total son cinco mil 700 hectáreas extendidas por la costa que ahora se hayan repletas de crudo. Pequeños peces e invertebrados, como cangrejos o moluscos, se alimentan de estas pudiendo extender la toxicidad al resto de la cadena alimenticia, incluidos los seres humanos.

Otras especies como los lobos marinos a menudo buscan comida de entre sus hojas, las cuales cuando se desprenden del fondo del mar llegan a la orilla sirviendo de alimento para aves y artrópodos.

Asimismo, unas 19 mil ballenas grises emigran a través del canal en esta época del año, pasando a veces a solo 30 metros de la orilla, travesía que en esta ocasión podría costarles la vida.

El daño, no obstante, puede ser mayor. Según Bob Miller si el crudo es empujado por el oleaje y se incrusta en los huecos del accidentado terreno costero, lugares de difícil acceso, hará que se acumule la contaminación durante muchos años.

El accidente de vertido de crudo ocurrió el pasado 19 de mayo cuando se produjo una avería en un oleoducto de la compañía Plains All American Pipeline.

La mancha de petróleo se extiende ahora a través de casi 14 kilómetros de longitud a lo largo de la costa.

En América el anterior derrame petrolero de grandes proporciones sucedió hace cinco años cuando una plataforma perforadora de la compañía British Petroleum (BP) explotó y se hundió en el golfo de México.

El accidente de 2010 es el peor de la historia, pues se extendió desde el 20 de abril de 2010 hasta el 5 de agosto de ese año, con un vertido de crudo de alrededor de 35 mil a 60 mil barriles diarios, según cálculos que nunca han sido confirmados por la profundidad del pozo.

El derrame que provocó el accidente de BP abarcó un área de seis mil 500 kilómetros cuadrados de extensión y amenazó las costas de los estados de Luisiana, Mississippi, Alabama, Texas y Florida, en Estados Unidos. Luisiana, por ejemplo, tuvo que declarar el estado de emergencia.

Las pérdidas económicas solamente para la compañía significaron 24 mil millones de dólares. Como en anteriores vertidos, se estima que el ecosistema tardará años y hasta décadas en recuperarse en esta zona del golfo de México.

El juez estadounidense Carl Barbier declaró a BP culpable de la tragedia en septiembre de 2014.

también te puede interesar