Internacionales

Más de 280 mil personas asistirán a beatificación de Monseñor Romero

Entre los asistentes sobresalen los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Panamá, Juan Carlos Varela

Óscar Romero
Mujeres observan el retrato del arzobispo salvadoreño Óscar Romero | Reuters

Redacción Central |

El canciller de El Salvador, Hugo Martínez, informó que unas 285 mil personas asistirán al acto de beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero el próximo sábado entre las que se destacan los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Panamá, Juan Carlos Varela.

Precisó que en la ceremonia en la plaza Salvador del Mundo, en la capital, también participarán los vicepresidentes de Costa Rica, Ana Helena Chacón, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Igualmente, puntualizó que ya confirmaron su presencia delegaciones de Nicaragua, México, Brasil, Colombia, Chile, Estados Unidos, Uruguay e Italia.

Por su parte, el miembro del comité organizador, Edwin Enríquez, indicó que asistirán al acto los cardenales Leopoldo Brenes, de Nicaragua, Oscar Maradiaga (Honduras), José Luis Lacunza (Panamá) y Jaime Ortega (Cuba).

De acuerdo con la Policía Nacional Civil, para garantizar la seguridad en el evento central y en las actividades previas contarán con un operativo de tres mil 700 agentes entre policías y militares.

El Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, por medio del Sistema Nacional de Protección Civil, además tiene preparado un Plan de Prevención que involucrará a cerca de 45 mil personas de varias instituciones del país.

La edificación de la tarima o templete para la ceremonia de beatificación se prevé que esté lista este viernes.

La plataforma cuenta con un altar mayor donde estará la jerarquía eclesiástica salvadoreña, acompañada por seis cardenales, y frente al cual habrá un sitio destinado para depositar las reliquias del arzobispo mártir.

Detrás del altar se construye una escultura que simboliza el amor, la paz y la unidad, y al lado derecho una gigantografía de Romero, que será develada en el momento en que lo declaren beato.

En febrero, el Papa Francisco reconoció oficialmente que Monseñor Romero fue mártir, y abrió el paso para su beatificación oficial sin tener que demostrar que realizó algún milagro.

El arzobispo de San Salvador denunció de forma incansable la represión militar desatada en el país centroamericano en medio del conflicto, y manifestó públicamente su solidaridad con las víctimas de la violencia y la defensa de los derechos humanos.

Fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por paramilitares mientras celebraba una misa.

también te puede interesar