Internacionales

Estado Islámico ataca milenaria ciudad siria de Palmira

Esta urbe está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Puesta de sol en las ruinas de la ciudad de Palmira
Puesta de sol en las ruinas de la ciudad de Palmira |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El autodenominado Estado Islámico (EI) lanzó una ofensiva contra la milenaria ciudad de Palmira, en el centro de Siria. Este centro urbano alberga las ruinas monumentales de uno de los centros culturales más importantes de la Antigüedad.

Así, el ejército sirio se ha movilizado con refuerzos hasta la zona y contiene a los terroristas, según reportes de la agencia EFE.

El gobernador de la provincia de Homs, Talal al Barazi, desde el interior de Palmira informó que los combates tienen lugar en la periferia oriental y occidental «a unos tres kilómetros» de la población, que tiene unos 70 mil habitantes.

Pese a la proximidad de los enfrentamientos, «la tranquilidad y la estabilidad reinan dentro de la ciudad», aseguró al Barazi, quien agregó que los monumentos no están amenazados por el momento.

Al Barazi recordó que el Estado Islámico comenzó el ataque después de que este miércoles tomara el cercano pueblo de Al Sujna. Esa población «es estratégica porque sirve de enlace entre la provincia siria de Deir al Zur -uno de los bastiones del Estado Islámico- e Irak, con los alrededores de Damasco», dijo el funcionario.

Durante los combates del miércoles en Al Sujna y Palmira, al menos 110 personas perdieron la vida, 40 de ellos terroristas del EI y 70 efectivos militares sirios, indicó el Observatorio de Derechos Humanos en esa nación.

A esas víctimas, se suman 26 civiles asesinados este jueves -diez de ellos decapitados- por el EI en Al Sujna y Al Ameriya, acusados de colaborar con el gobierno sirio.

Conocida como «la novia del desierto», la ciudad de Palmira, ubicada en un oasis, se convirtió en el siglo I a. C. en punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda.

Antes del inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, sus ruinas, con sus teatros y templos, fueron uno de los principales centros turísticos de la nación árabe.

Esta localidad es uno de los seis sitios sirios inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, junto a los cascos antiguos de Alepo, Damasco y Busra, el Crac de los Caballeros y las aldeas antiguas del norte.

también te puede interesar