Internacionales

Obispos estadounidenses califican de inhumanas condiciones carcelarias para inmigrantes

Un número creciente de los centros de detención migratoria de Estados Unidos son administrados por empresas privadas con fines de lucro

Prisión de Estados Unidos
Prisión de inmigrantes en Estados Unidos |

Redacción Central |

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) denunció este lunes en un estudio al sistema de centros de detención migratoria del país y demandó su reforma urgente, porque en muchos sentidos los inmigrantes son tratados menos favorablemente que los acusados criminales.

Según el reporte “Liberando la Dignidad Humana”, el sistema creció en 500 por ciento entre 1994 y 2013 al pasar de una población promedio diaria de detenidos de seis mil 785 inmigrantes indocumentados a 34 mil 260, o lo que es igual en términos anuales, de 85 mil personas a 440 mil,  respectivamente.

Es hora de que nuestra nación lo reforme, porque innecesariamente detiene a personas, especialmente a las poblaciones vulnerables que no son una amenaza, señaló el obispo auxiliar de Seattle, Eusebio Elizondo, y observó que genera familias fracturadas, violaciones de los derechos humanos, peticiones legales abandonadas y bajo prestigio nacional.

De acuerdo con las reglas del Departamento de Seguridad Interna (DHS), los inmigrantes detenidos no son liberados aún cuando existe la opción de colocarlos bajo estricto monitoreo, en tanto la mayoría de los acusados criminales obtienen audiencias de custodia por parte de funcionarios judiciales poco después de su detención y pueden ser liberados bajo condiciones que garanticen que regresarán a las cortes, recordó el prelado.

En su opinión, los problemas del sistema han derivado en prolongados tiempos de detención de solicitantes de asilo político, víctimas de tráfico humano, sobrevivientes de tortura, así como de madres y menores de edad.

A su vez, el obispo de Brooklyn, Nueva York, Nicholas DiMarzio, planteó como alternativa a los centros de detención, muchos de ellos administrados por empresas privadas con fines de lucro, el uso de modelos comunitarios de manejo de casos que han mostrado ser exitosos en la reducción de costos y en asegurar que aparezcan los procedimientos judiciales.

Hemos creado una industria de detención que se ceba en la vulnerabilidad de otros seres humanos, la vasta mayoría de los cuales no son criminales, lamentó el prelado, en tanto el director ejecutivo del Centro de Estudios Migratorios (CMS), Donald Kerwin, observó que esa política, que impacta los derechos humanos y la dignidad de las personas, no debería estar impulsada por motivos de lucro.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos sostuvo que la reforma del sistema de detención migratoria de Estados Unidos requiere no sólo de programas alternativos, sino de recursos presupuestales adicionales aprobados por el Congreso estadounidense.

también te puede interesar