Internacionales

Nepal, entre protestas y milagros

Los ciudadanos exigen una ayuda humanitaria que a cinco días del terremoto no llega, en una jornada donde rescataron a un bebé de cuatro meses en un edificio colapsado

Localizaron al bebe porque estaba llorando
Localizaron al bebe porque estaba llorando | Kathmandu Today

Redacción Central |

El caos comienza a apoderarse de Nepal con un sabor agridulce. Por un lado este miércoles los rescatistas encontraron con vida a un bebé de cuatro meses que había quedado atrapado en un edificio reducido a escombros tras el violento terremoto del pasado sábado.

Un soldado emocionado lo levantó en brazos para mostrar el hallazgo en medio de la tragedia y ante la emoción de sus padres que lo creían muerto.

Las imágenes fueron difundidas por el sitio web KathmanduToday.com que agregó que el bebé está en condición estable, sin heridas internas.

No fue este el único milagro en medio de la tragedia. La historia de este niño se sumó al rescate de un joven de 28 años que permaneció 82 horas bajo los escombros de un edificio en las afueras de Katmandú hasta que fue rescatado por unos franceses.

Trágicamente, Katmandú y Nepal viven otros escenarios difíciles.

Mientras unos celebran encontrar aún a personas vivas, miles de nepalíes iniciaron una jornada de protestas -con cierre de calles incluido- por la ayuda que no llega. Los manifestantes, en su desesperación, enfrentaron a la policía antidisturbios de Katmandú por la falta de acción y socorro inmediato desde el Gobierno, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias.

Los manifestantes se congregaron en la estación de autobuses donde le fueron prometidos los traslados fuera de la capital, pero al no haber respuesta se enfurecieron y salieron a protestar.

«Llevamos esperando desde el alba. Nos dijeron que habría 250 autobuses pero no ha llegado ninguno», explicó Kishor Kavre, un estudiante de 25 años que quiere salir de la capital, citado por Telesur.

Hasta el momento el sismo ha dejado más de cinco mil muertos y diez mil heridos, cifras que podrían fácilmente duplicarse, según las autoridades.

A pesar de que las réplicas han disminuido, miles de personas siguen durmiendo en las calles tras lo devastada que quedó la capital de Nepal.

Cifras divulgadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que al menos ocho de los 28 millones de habitantes de Nepal se vieron afectados por el sismo.

Este miércoles trascendió además que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió un “pleno apoyo” a los esfuerzos asistenciales que requiere Nepal. Obama expresó además sus condolencias al premier nepalí, Shusil Koirala, por la tragedia, según una declaración difundida por la Casa Blanca.

La administración Obama ofreció 10 millones de dólares en ayuda, más un equipo de respuesta asistencial en desastres de 130 personas para realizar evaluaciones, coordinar la respuesta humanitaria y ofrecer capacidades de búsqueda y rescate, además de 45 toneladas de víveres.

también te puede interesar