Internacionales

Katmandú está ahora tres metros más al sur

La capital de Nepal se desplazó de forma horizontal por el terremoto del pasado sábado. El monte Everest, en cambio, mantiene su altura. Continúa el rescate de sobrevivientes y fallecidos en el coloso por las avalanchas

El terremoto desplazó a la ciudad de Katmandú tres metros hacia el sur
El terremoto desplazó a la ciudad de Katmandú tres metros hacia el sur |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Hasta tres metros en dirección sur se habría desplazado en forma horizontal la ciudad de Katmandú, capital de Nepal, por el terremoto de 7,9 grados que asoló a esa nación el pasado sábado.

Según la investigación de expertos británicos y australianos que arrojó esta conclusión, el monte Everest, el punto más alto del mundo con ocho mil 848 metros, mantuvo su altura y no sufrió cambio alguno. El terremoto ocurrió al oeste del coloso, recuerda la publicación.

Los investigadores James Jackson, de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, y Sandy Steacy, de la Universidad de Adelaida, en Australia, investigaron de forma independiente el fenómeno pero llegaron a las mismas conclusiones: hubo movimiento de placas y desplazamiento de las bases de Katmandú durante el sismo.

Afirma Stacey que el terremoto afectó la falla que separa el subcontinente indio de Eurasia. “La placa se hundió unos diez grados hacia el noreste. El movimiento correspondiente en la zona interesada fue como máximo de tres metros, apenas al norte de Katmandú», dice el reporte publicado por el diario The Guardian.

«Si bien Katmandú se movió —agregó la experta— es improbable que haya cambiado la altura del monte Everest».

«El corrimiento principal fue al oeste del Everest pero la montaña no está sobre el plano afectado directamente. Además el movimiento de la falla es muy superficial, por lo que tres metros en horizontal no implican grandes desplazamientos en vertical», añadió.

Este martes se conoció además que equipos de rescate recuperaron unos 13 cuerpos de personas fallecidas en el Everest por las avalanchas que se produjeron con el movimiento telúrico.

Los cuerpos recuperados corresponden a nueve nepalíes, dos estadounidenses, un australiano y un chino. En total se reportan de 18 a 22 muertos por las autoridades nepalíes durante las avalanchas.

El Centro Nacional de Operación de Emergencia de Nepal afirmó en su cuenta en Twitter que los equipos de rescate buscan los cuerpos de cinco personas de cuyo fallecimiento se tiene constancia, mientras que los restos mortales de los nueve nepalíes muertos fueron entregados a sus familiares.

Los cuerpos de uno de los estadounidenses y del ciudadano chino fallecidos se encuentran en Lukla, una localidad cercana al Everest, y serán trasladados lo antes posible a Katmandú, donde ya fueron llevados los cadáveres del otro estadounidense y del montañero australiano.

La entidad explicó además que en el campo base del Everest 61 montañeros resultaron heridos, 53 de los cuales fueron evacuados a Katmandú y ocho reciben atenciones en Lukla.

Los campos 1 y 2 para montañistas ubicados en el Everest acogían a 150 personas al momento del sismo. De ellas 120 se dirigen a pie hacia Pangboche, una localidad a casi cuatro mil metros de altura, y otras 20 fueron evacuadas en helicóptero a este punto, relató el Centro Nacional de Operación de Emergencia de Nepal.

El más reciente recuento oficial de fallecidos por el terremoto que devastó el sábado Nepal se situaba este martes en más de cuatro mil 300 muertos y ocho mil 500 heridos. Se cree que la cifra de fallecidos podría superar los diez mil.

Nepal vivió el pasado sábado el peor terremoto en 80 años, siendo el más terrible en una década para Asia, pues en 2005 un sismo en Cachemira dejó 84 mil fallecidos.

Su capital, Katmandú, situada a mil 371 metros sobre el nivel del mar, está totalmente devastada y numerosos edificios milenarios patrimonio de la humanidad quedaron en ruinas. Según el censo de 2006, en esa ciudad habitan más de 1,4 millones de personas.

Con una superficie de poco más de 50 kilómetros cuadrados la historia de la capital nepalí se remonta al período Neolítico (entre los años 4.500 al 4.000 a.C.), y la propia Katmandú está habitada desde el año 167 a.C.

también te puede interesar