Internacionales

Manifestaciones contra abuso policial en Baltimore

Se incrementan las protestas en Estados Unidos tras la muerte de otro joven negro al ser reprimido por la policía

Redacción Central |

Las autoridades del estado norteamericano de Maryland (noroeste) anunciaron este lunes el despliegue de la Guardia Nacional y la imposición del toque de queda en la ciudad de Baltimore, tras protestas de la población por la muerte del afroestadounidense Freddie Gray, fallecido el pasado 19 de abril en circunstancias aún oscuras luego de su arresto una semana antes.

Al menos 15 heridos y 27 detenidos se reportan como consecuencia de los choques entre manifestantes y la policía tras el funeral en la mañana de este lunes de Gray, al que acudieron unas tres mil personas, quienes rindieron homenaje al joven en la Iglesia bautista Nueva Shiloh.

Broderick Johnson, jefe de la célula recientemente creada por el presidente Barack Obama para apoyar a los negros jóvenes (My Brother’s Keeper Task Force) representó al gobierno en la ceremonia.

Desde el anuncio de la muerte de Gray, las manifestaciones han sido casi diarias en Baltimore, y una de las más intensas ocurrió en la noche del sábado al domingo, que acabó en incidentes, con 34 detenidos y seis policías levemente heridos.

La de Gray es la más reciente de una serie de muertes de afroestadounidenses desarmados, en su mayoría a manos de policías blancos, que han provocado una ola de protestas en el país bajo acusaciones de racismo y reavivando el debate sobre el uso excesivo de la fuerza por la policía.

El activista Jesse Jackson denunció “una epidemia de asesinatos en el país”. “Nos hemos convertido en demasiado violentos, demasiado llenos de odio”, dijo a la prensa, y denunció la pobreza de ciudades como Baltimore como “un arma de destrucción masiva”.

Las autoridades federales, incluido el Departamento de Justicia, iniciaron investigaciones para determinar las circunstancias en que Gray murió. Según abogados de la familia, cuando el joven falleció, su columna vertebral estaba seccionada a la altura de las cervicales.

La policía de Baltimore aceptó el viernes pasado que el joven tendría que haber recibido asistencia médica tras su arresto. Videos grabados por transeúntes muestran cómo la policía puso de forma violenta contra el piso al joven, que gritaba de dolor, antes de subirlo a un furgón y llevárselo.

Se espera que la policía entregue los resultados de su investigación el 1 de mayo. Entretanto, seis agentes fueron suspendidos.

también te puede interesar