Internacionales

Yemen, Ucrania y Siria encienden alarmas en ONU

Llama a la solución política de los conflictos y el cese de la violencia

conflicto en Yemen
conflicto en Yemen | El Universal

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Las alarmas de diversos órganos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) permanecen encendidas por el deterioro de la situación humanitaria en Yemen, Ucrania y el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, en Siria.

Ante las carencias y el sufrimiento de la población, derivados de los conflictos en los tres países, algunos funcionarios llamaron a la solución política, el cese de la violencia y el compromiso con la ayuda a las víctimas.

Los enfrentamientos han disparado la cifra de desplazados y la falta de comida, agua, asistencia médica, acceso de los niños a la educación y albergue seguro para quienes dejaron de manera obligada sus hogares.

Según el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en Yemen, los bombardeos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita y el avance de los rebeldes de la tribu huti disparan la crisis de una población sumida en penurias desde hace tres décadas.

Agencias de Naciones Unidas y socios humanitarios reclamaron 274 millones de dólares para proteger y asistir a siete millones 500 mil personas afectadas por el auge del conflicto en el país de la Península Arábiga, donde las familias lidian con la carencia de agua, comida y combustible.

Por otra parte, datos de la ONU reflejan que el conflicto en el oriente ucraniano es responsable del desplazamiento interno de un millón 200 mil personas y de la salida del país de otras 778 mil, fundamentalmente hacia Rusia.

De acuerdo con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), la mayoría de esas personas enfrentan la falta de recursos básicos.

Pese al alto el fuego vigente desde febrero, siguen los choques esporádicos en Donetsk y Luhansk, que potencian la crisis humanitaria en el este del país, alertó en un encuentro con periodistas en Ginebra la portavoz Ravina Shamdasani.

La vocera del Alto Comisionado exigió el respeto a los acuerdos de Minsk, citando denuncias de los rebeldes federalistas y del Gobierno sobre la supuesta ruptura del mismo.

No menos tensa es la situación en el campamento palestino de Yarmouk, en el sur de Siria, asediado por extremistas del Estados Islámico (EI), que buscan acercarse a la capital Damasco.

Los yihadistas controlan sectores del poblado, en el que la ONU estima permanecen atrapados unos 18 mil seres humanos, entre ellos tres mil 500 niños.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (Unrwa) solicitó hace tres días 30 millones de dólares para asistir de inmediato a los civiles en Yarmouk, calificado por el secretario general Ban Ki-moon de “campamento de la muerte”.

también te puede interesar