Internacionales

Preparan en México diccionario de malas palabras

Se trata, por ejemplo, de palabras vinculadas a los genitales

Malas palabras
|

Redacción Central |

Palabras que están prohibidas en el léxico común de México, porque hablan de sexo, muerte, enfermedades mentales o discapacidades, son investigadas por la especialista Georgina Barraza, con el fin de editar un diccionario.

Barraza, del Colegio de Letras Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que este compendio tendrá dos partes: una alfabética, con definiciones, y otra que clasificará los términos por campos semánticos.

La académica, que tomó conceptos cuyos referentes son considerados tabú en el español del país, inició los estudios en 2011, tras participar en la elaboración del Diccionario de mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua.

Explicó que en cuanto al sexo existe una gran variedad de vocabulario y el léxico, antes exclusivo de los varones, ahora es usado también por las féminas.

De este modo referencias que solían ser groseras o vulgares, muchas vinculadas con los genitales, suelen ser usadas como interjecciones, incluso por mujeres, sobre todo adolescentes, indicó.

Resaltó que algunos tabúes se transforman en eufemismos y se emplean palabras que aluden a objetos, cuya forma sea similar, por ejemplo, a los órganos genitales masculinos, lo que sería incomprendido por cualquier extranjero.

La investigadora centra su labor en filmes de la década de los años 70 del pasado siglo e incluso se remontó a décadas atrás y revisó películas del destacado artista mexicano Pedro Infante, que sin usar las llamadas malas palabras, contienen mensajes relacionados con la muerte.

Hasta la fecha revisó alrededor de 200 películas y para su labor investigativa cuenta con la ayuda de estudiantes que realizan su servicio social.

Este estudio se centra en el altiplano mexicano y, en la medida de las posibilidades, se incorporaría el de otras áreas del país.

Subrayó que «se puede ser experto en léxico mexicano, pero cada zona tiene sus particularidades y así, en el norte hay muchos préstamos del inglés y en Yucatán utilizan palabras adaptadas fonéticamente del maya».

Contar con uno de léxico tabú lo más completo posible representa un avance para la lexicografía, puntualizó.

La obra no será muy extensa, concluyó la investigadora, quien comparte su tiempo con la Comisión de Consultas de la Academia Mexicana de la Lengua. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar