Internacionales

La paz en Colombia es la paz del continente (+ Declaración)

FARC-EP agradece decisivo apoyo de Latinoamérica a diálogos de paz en Cumbre de las Américas

Redacción Central |

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) agradecieron las muestras de apoyo a los diálogos de paz expresadas por la mayoría de los 35 mandatarios que participaron en la VII Cumbre de las Américas, en Panamá.

Casi la totalidad de los jefes de Estado dedicaron un momento de sus intervenciones para solidarizarse con el proceso iniciado en noviembre de 2012, pues consideraron que la paz en Colombia contribuye a fortalecer la del continente.

De ahí que se indique en el mensaje trasmitido por la FARC-EP que “La ternura de los pueblos, como definió el Che (Ernesto Guevara) la solidaridad, es lo que sentimos al escuchar de boca de los mandatarios del continente, su decidido acompañamiento en este esfuerzo por llevar la paz con justicia social a un pueblo martirizado por una guerra fratricida, cuyo final acordado hará de América Latina una zona de paz. Como bien se ha dicha ya: La paz de Colombia es la paz del continente”.

Este fue un tema al que se refirieron por igual el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, los mandatarios Rafael Correa, de Ecuador, Enrique Peña Nieto, de México, Ollanta Humala, de Perú, y Otto Pérez Molina, Guatemala, cuyo país vivió un proceso similar a finales del siglo pasado.

En este sentido Cristina Fernández y Dilma Rousseff, por Argentina y Brasil, respectivamente, dos de los países con mayor peso en la configuración regional también dieron un espaldarazo al proceso de paz.

La presidenta argentina, expresó: «quiero también felicitar al presidente Juan Manuel Santos por su terquedad, si me permite el término, para encarar el proceso de paz, en un país fracturado, dividido territorialmente, enfrentado con miles de víctimas».

Por su parte la mandataria brasileña señaló: «esperamos conmemorar en breve el fin del conflicto que más dura en las Américas».

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia también en su mensaje calificaron como “Cumbre de la dignidad” a la cita regional que reunió por primera vez a todos los países del continente y contó con la presencia de Cuba, nación que había sido excluida de estos encuentros y donde la agenda que primó fue aquella en la que se debatieron los principales puntos de interés para Latinoamérica como el fin del bloqueo a Cuba y la derogación del decreto emitido por Washington contra Venezuela.

A raíz de los resultados del encuentro las FARC-EP enfatizaron que “la histórica cumbre marcada por la digna presencia de Cuba, ratifica como nunca antes la decisión inequívoca de los pueblos del hemisferio de marchar hacia una nueva era de relaciones basada en las normas del Derecho internacional, la soberanía, la convivencia pacífica, la igualdad de derechos, el mutuo beneficio y la libre autodeterminación, a que cada pueblo defina libremente su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni presión de otro Estado”.

El presidente cubano, Raúl Castro, a su vez en su discurso aseguró que su país también continuaría contribuyendo al proceso de paz en Colombia.

De ahí que se retomara en La Habana el viernes pasado el ciclo 35 de los diálogos de Paz entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero, coincidentemente con la inauguración de la Cumbre de dos días.

Hasta el momento se han acordado entre las dos partes puntos relacionados con las drogas ilícitas, la participación política y el tema agrario. Esta nueva ronda de diálogos tendrá como objetivo las víctimas del conflicto armado, uno de los dos puntos que faltan para poner fin al conflicto que lleva más de 50 años.

El saldo del conflicto armado colombiano ronda los casi cinco millones de desplazados y más de 600 mil muertos.

Texto íntegro de la Declaración:

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, abril 12 de 2015

Cumbre de las Américas, cumbre de la dignidad.

Al saludar la culminación exitosa de la VII Cumbre de las Américas, no podemos más que agradecer las manifestaciones expresas de apoyo a los diálogos de paz que buscan poner fin al doloroso enfrentamiento entre colombianos.

La ternura de los pueblos, como definió el Che la solidaridad, es lo que sentimos al escuchar de boca de los mandatarios del continente, su decidido acompañamiento en este esfuerzo por llevar la paz con justicia social a un pueblo martirizado por una guerra fratricida, cuyo final acordado hará de América Latina una zona de paz. Como bien se ha dicha ya: La paz de Colombia es la paz del continente.

La histórica cumbre marcada por la digna presencia de Cuba, ratifica como nunca antes la decisión inequívoca de los pueblos del hemisferio de marchar hacia una nueva era de relaciones basada en las normas del Derecho internacional, la soberanía, la convivencia pacífica, la igualdad de derechos, el mutuo beneficio y la libre autodeterminación; a que cada pueblo defina libremente su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni presión de otro Estado.

Delegación de paz de las FARC-EP.

también te puede interesar