Internacionales

Guerra a los traficantes de caballitos de mar en Madagascar

Por su supuesto valor afrodisíaco al mezclarlo con ron o como amuleto para espantar el mal

Caballito de mar
Caballito de mar | Wikipedia

Redacción Central |

El caballito de mar se suma a las especies amenazadas en Madagascar, junto a las tortugas, los lemures y el palo de rosa, víctimas del tráfico ilegal que los gobiernos sucesivos de este país no consiguen controlar.

El mayor contrabando acaba de ser descubierto por agentes de la aduana francesa en el aeropuerto de Charles de Gaulle, cerca de París, que hallaron 19 mil caballitos de mar deshidratados en un paquete procedente de Madagascar con destino a Hong Kong.

Resultan muy difíciles de detectar este tráfico porque “ya están deshidratados para su transportación, por lo es complicado distinguir la forma de los caballitos de mar en las pantallas del escáner”, explica el comisario Jean Victor Tsaramonina Ravony, jefe de la policía fronteriza del aeropuerto de Antananarivo.

Estas frágiles y pequeñas criaturas marinas con cabeza en forma de caballo pueden ser, en teoría, objeto del comercio internacional, pero sólo con un permiso de exportación, según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Pero en Madagascar, “el caballito de mar es una especie protegida por lo que nadie puede otorgar autorización para su comercialización”, subraya François Gilbert, director general de recursos pesqueros del ministerio malgache de Pesca.

Sin embargo, esto no impidió que los agentes de la aduana francesa en el aeropuerto de Charles de Gaulle, cerca de París, encontraran el pasado febrero 19.000 caballitos de mar deshidratados en un paquete procedente de Madagascar que tenía Hong Kong como destino final.

A diez euros la pieza, los agentes de la aduana calcularon en 200 mil euros el valor total del paquete.

Mezclado con ron, o hervido, el caballito de mar es muy apreciado en el mercado asiático donde se le atribuyen propiedades afrodisíacas que nutren debates en Internet.

Tres días después del hallazgo en Francia, dos ciudadanos chinos que portaban cinco kilos de caballitos de mar fueron detenidos en el aeropuerto internacional de Antananarivo y una semana más tarde, en Antanarivo, otros dos de la misma nacionalidad que partían hacia Hong Kong con tres kilos del preciado animal.

“Si en tan corto tiempo se han descubierto varios casos de tráfico, eso significa que es una práctica habitual”, comentó Andry Andriamanga, coordinador Alliance Voahary Gasy (Naturaleza malgache), una ONG con sede en Madagascar.

“Algunos malgaches, sobre todo los marineros, sumergen en ron caballitos de mar por el efecto afrodisíaco que le atribuyen y otros los llevan como colgante, a manera de amuleto contra maldiciones, precisa Landy Soambola Amélie, directora regional de Pesca en Diana (norte). (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar