Internacionales

Papa Francisco oficia misa de Pascua en el Vaticano

Durante su tercer mensaje de Pascua de Resurrección, el Sumo Pontífice hizo un llamado a la paz y recordó a los 148 jóvenes asesinados el pasado jueves en Kenia

Misa de Pascua de Resurrección en la Plaza de San Pedro
Misa de Pascua de Resurrección en la Plaza de San Pedro |

Redacción Central |

El Papa Francisco presidió este domingo bajo una fuerte lluvia la Misa de Pascua de Resurrección en la Plaza de San Pedro, donde el Sumo Pontífice no tuvo homilía puesto que después realizó el tradicional Mensaje Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo).

Esta ceremonia, que conmemora para la comunidad cristiana la resurrección de Jesús y el fin de la Semana Santa, reunió a miles de fieles quienes escucharon el mensaje de reflexión y paz que caracteriza al actual y líder y máximo representante de la iglesia.

El amor derrotó al odio, la vida venció a la muerte, la luz disipó a la oscuridad, afirmó el Papa, quien igualmente expresó que la muerte y resurrección de Jesús muestra a todos la vía de la vida y la felicidad: esta vía es la humildad, que comporta la humillación, indicó.

Asimismo, manifestó que solo quien se humilla puede ir hacia los bienes de arriba, a Dios. Para entrar en el misterio hay que ‘inclinarse’, bajarse. Solo quien se baja comprende la glorificación de Jesús y puede seguirlo en su camino, sentenció Jorge Bergoglio.

Por otra parte, señaló que quién lleva en sí el poder de Dios, de su amor y su justicia, no necesita usar violencia, sino que habla y actúa con la fuerza de la verdad, de la belleza y del amor. “Imploremos al Señor resucitado la gracia de no ceder al orgullo que fomenta la violencia y las guerras, sino que tengamos el valor humilde del perdón y de la paz”.

Durante su intervención pidió a los asistentes elevar oraciones por los estudiantes asesinados recientemente en Kenia a manos del grupo extremista Al Shabaab. Además hizo referencia al acuerdo nuclear alcanzado entre el G5+1 (Alemania, Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Alemania) e Irán; del cual espera sea un paso más hacia un mundo más seguro y fraterno.

A su vez, hizo referencia a la crisis humanitaria en Siria e Irak; por lo que pidió una movilización contra la «inmensa tragedia» que afecta a esas dos naciones.

Tras impartir la bendición, extendió su deseo de paz a otros países en conflicto como Ucrania, Sudán del Sur, Sudán y la República Democrática del Congo; donde convocó a las facciones en disputa a realizar un compromiso de entendimiento.

Respecto al conflicto entre Israel y Palestina, el Papa espera que progrese la cultura del encuentro y se restablezca el proceso de paz, para poner fin a años de sufrimientos y divisiones.

De igual forma, emitió un llamado a detener el derramamiento de sangre en Libia, mientras que en Yemen desea que prevalezca una voluntad común de pacificación, por el bien de toda la población.

Finalmente, el Sumo Pontífice invitó a la comunidad internacional a que no se ceda al orgullo que fomenta la violencia y las guerras, así como a desarrollar el valor humilde del perdón y de la paz.

Al concluir la misa, Bergoglio abordó el Papa móvil con el que dio la vuelta a la plaza saludando a los fieles, quienes lo recibieron efusivamente.

también te puede interesar