Internacionales

Agencias de inteligencia: nada es lo que parece (V)

BND no es el nombre de una banda de rock, sino del servicio federal de inteligencia alemán

Bundesnachrichtendienst
Bundesnachrichtendienst |

Manuel Segovia |

El Bundesnachrichtendienst, que es la agencia de inteligencia en el extranjero perteneciente al gobierno de Alemania, se subordina directamente al canciller federal, que en estos días es la señora Angela Merkel. Conocida por sus siglas BND, es la heredera de la Abwehr, organización de inteligencia militar germana fundada pocos años después de la Primera Guerra Mundial. Su nombre, traducido al español, significa “defensa”, por lo que servía de pantalla para sus verdaderos propósitos, pues se mostraba al mundo como una agencia doméstica mientras se dedicaba a recopilar información, sobre todo militar, de los demás países.

En 1938 cambió su nombre a Departamento de Ultramar del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, otra pantalla, esta vez para crear la falsa imagen de que solo le interesaba la información militar, aunque seguía con las labores de inteligencia y contrainteligencia en el extranjero.

Después de varios jefes le llegó el turno al Almirante Canaris, quien no era antisemita y llegó a oponerse al nacionalsocialismo y su partido, que era lo mismo que encarar a Hitler. Después de varios tropiezos, fracasos connotados, y de haberse descubierto su participación en varios complots para eliminar al cabecilla nazi, fue confinado a un campo de concentración en 1944, juzgado y condenado a muerte. Finalmente, fue ahorcado junto a otros generales sublevados y la Abwehr desapareció.

Así que después de la derrota nazi en mayo de 1945, los oficiales que habían trabajado para Hitler se reagruparon y a partir de 1946 comenzaron a ofertar sus servicios no coordinados a las potencias occidentales. Alemania había sido dividida entre los aliados y cada vez se hacían más evidentes las diferencias entre la Unión Soviética y Francia, Reino Unido y Estados Unidos. Hacia 1949 se forma el embrión de la República Federal de Alemania, que oficialmente nació el 5 de mayo de 1955. Y en 1956 el canciller federal alemán, Conrad Adenauer, firma el documento por el que quedaba constituido el BND.

Con casi 500 millones de euros en el presupuesto anual y 7 mil efectivos, tiene varias sedes, aunque las principales se localizan cerca de Múnich y en Berlín. Sus actividades durante el período de la guerra fría estuvieron dirigidas fundamentalmente hacia la República Democrática Alemana. Después de la caída del muro de Berlín se reorientó a las acciones contra el narcotráfico, el terrorismo y ataques informáticos, aunque no cesa la recopilar datos de inteligencia sobre amigos y enemigos.

Un ejemplo de esto último es la información que apareció hace un tiempo atrás a raíz de que la canciller federal Merkel se molestara públicamente al descubrir sus servicios secretos que estaba siendo espiada a través de su teléfono móvil. Resulta que toda aquella historia de la Agencia de Seguridad de los Estados Unidos metiendo las narices en la vida privada y política de la Merkel tiene su contraparte.

Ahora también se sabe que unos hackers al servicio de la BND habían escuchado algunas conversaciones de Hillary Clinton en el tiempo que se desempeñaba como secretaria norteamericana de Estado. El gobierno alemán ha dicho que la grabación de las llamadas fue accidental, aunque no las borraron de los archivos.

Se sabe que la Agencia alemana volvió a sus operaciones y esto del espionaje entre amigos, de lo cual se ha publicado en esta página, ya es una moda entre los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aunque eso es tema para otro trabajo.

también te puede interesar