Internacionales

Presidente de Kenya refuerza policía tras ataque de Al Shabab

El anuncio se produjo tras un ataque de la organización terrorista a una universidad en la ciudad de Garissa que ocasionó la muerte de 15 estudiantes

Uhuru Kenyatta
Uhuru Kenyatta |

Redacción Central |

El presidente keniano, Uhuru Kenyatta, anunció este jueves el reforzamiento de la policía con el reclutamiento de otros 10 mil efectivos tras el ataque del grupo islamista somalí Al Shabab a una universidad del norte del país.

Kenyatta expresó sus condolencias a los familiares de los más de 15 muertos como consecuencia de la acción de los fundamentalistas contra un plantel universitario de la ciudad de Garissa, en el noroeste de esta nación africana.

En su alocución, el mandatario pidió a los kenianos que mantengan la calma y confirmó que los atacantes aún mantienen en su poder a un número indeterminado de rehenes. Unas 70 personas se encuentran hospitalizadas como consecuencia de heridas recibidas.

El presidente agregó que su gobierno está tomando las medidas necesarias para enfrentar estos hechos y mantendrá informada a la población sobre la evolución de las operaciones.

Zipporah Mboroki, vocero de la policía local, señaló que los atacantes permanecen aún en el lugar de los hechos y enfrentan a efectivos de las Fuerzas de Defensa de Kenya (KDF) y de otras agencias de seguridad que fueron movilizados de inmediato hacia la zona.

Por su parte, Ali Mohamud Rage, uno de los líderes islamistas, reconoció la autoría del grupo extremista y declaró que “nuestra gente aún se encuentra allí luchando” pues, según afirmó, “Kenya está en guerra con Somalia”.

En los recientes meses se reportó un incremento de las acciones de los fundamentalistas somalíes en territorio keniano principalmente en el norte y este del país, cerca de la frontera con Somalia.

Al Shabab indicó que realiza incursiones contra Kenya en represalia por la intervención de tropas de ese país en Somalia, donde se encuentran desplegadas desde 2011 como parte de la Misión de la Unión Africana y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con fuentes policiales, de 2012 a 2014 unas 300 personas perdieron la vida en Kenya como consecuencia de acciones de ese grupo, entre las que se cuentan las 68 víctimas del ataque contra el centro comercial Westgate de Nairobi, ocurrido en septiembre de 2013.

también te puede interesar