Internacionales

Congreso de EE.UU. es irresponsable, afirma Obama

Critica el presidente norteamericano el accionar de ese ente para minar sus esfuerzos en el tema migratorio

Presidente de Estados Unidos, Barack Obama
Presidente de Estados Unidos, Barack Obama |

Redacción Central |

El Congreso estadounidense fue calificado este martes de “irresponsable” por el presidente Barack Obama en un artículo publicado en The Hill en el que aborda los programas migratorios de la nación norteña.

Obama señaló que «tenía esperanzas que un nuevo Congreso liderado por los republicanos intentaría gobernar de manera responsable respaldando soluciones de sentido común para uno de los desafíos más grandes de nuestro país».

Sin embargo, agregó, hemos visto una serie de votos para deportar a los “Dreamers”, jóvenes que son estadounidenses en todos los aspectos excepto en los papeles.

Acotó Obama que se han escuchado amenazas irresponsables para cerrar el Departamento de Seguridad Nacional, la misma agencia encargada de asegurar nuestras fronteras y de proteger la seguridad de las personas que viven en Estados Unidos, por ninguna otra razón que un desacuerdo partidista sobre mis acciones.

El comentario del mandatario ocurre luego de prolongados esfuerzos, bloqueados por los republicanos, para reformar el sistema de inmigración, el cual, según Obama y otros funcionarios de diferentes tendencias políticas, por décadas no ha funcionado.

En el texto Obama rememora que por más de un año y medio desde la Cámara de Representantes los republicanos impidieron que un proyecto bipartidista aprobado en el Senado llegase a él. “Ante la constante negativa de actuar de los republicanos del Congreso, con mi autoridad tomé medidas de sentido común, para arreglar lo más posible nuestro sistema de inmigración que no funciona”, aclaró.

Se refirió a las acciones ejecutivas anunciadas el pasado mes de noviembre, las cuales confirmó de “coherentes con las leyes aprobadas por el Congreso y los fallos de la Corte Suprema».

Obama criticó además el fallo de un juez federal de Texas para demorar la aplicación de las medidas que beneficiarían a cerca de cinco millones de indocumentados, y aseveró que su administración «disputará esta decisión con todas las herramientas a nuestra disposición».

Asimismo expresó su confianza que las medidas prevalecerán, aunque dijo que las mismas no sustituyen la acción del Congreso y manifestó su esperanza de tener la oportunidad de trabajar con todos aquellos que deseen construir y arreglar el sistema de inmigración estadounidense.

también te puede interesar