Internacionales

FARC-EP saludan propuesta de justicia transicional hecha por ex presidente Gaviria

Destacan que lo más importante de la tesis de Gaviria es que la guerra es responsabilidad de diferentes sectores de la sociedad colombiana

Iván Márquez
Iván Márquez, delegación a los diálogos de paz |

Redacción Central |

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia–Ejército del Pueblo (FARC-EP) saludaron la propuesta del ex presidente liberal César Gaviria que introduce un elemento importante para el esclarecimiento de las responsabilidades del conflicto en Colombia.

El jefe de de la delegación a los diálogos de paz, Iván Márquez, destacó en el programa Hora 20 de la cadena privada Caracol que aunque el tema de la justicia transicional aún no se ha discutido en la mesa de negociaciones, es de resaltar la propuesta del ex presidente Gaviria para aplicar la justicia transicional a todos los actores armados, incluidos a los civiles implicados en la guerra.

También afirmó que lo más importante de la tesis de Gaviria es que la guerra es responsabilidad de diferentes sectores de la sociedad colombiana.

‘Lo importante que ha hecho el presidente Gaviria es decir que acá no hay un solo responsable’, afirmó  Márquez desde La Habana al programa de opinión de la emisora colombiana.

Subrayó que el máximo responsable del conflicto armado es el Estado colombiano, y es de esta perspectiva que se tiene que dar la discusión en la mesa de negociación en Cuba.

Márquez recordó que a los militares les han enviado un mensaje, una señal clara, de que  el nivel de los máximos responsables no se agota en los altos estados de las Fuerzas Militares, sino que también se debe incluir a la Casa de Nariño, los presidentes, a los parlamentarios, a los empresarios, a la Iglesia, a los medio e inclusive a EE.UU.

“Ellos dieron las órdenes, son los determinadores, y no les le puede dar el trato de manzanas podridas a los militares”, aseguró.

Gaviria planteó este domingo en un artículo en el diario colombiano El Tiempo que rebeldes, militares, paramilitares y civiles implicados con algunos de los actores armados tengan derecho a la justicia transicional, una vez que se firme el acuerdo de paz con la guerrilla.

El ex mandatario y dos veces secretario general de la OEA, sostuvo que hasta ahora solamente se ha hablado de justicia transicional para los combatientes de los grupos armados irregulares y militares.

Por su parte, Pablo Catatumbo, otro de los comandantes de las FARC, calificó la iniciativa de Gaviria como importante para avanzar en la búsqueda de la verdad y justicia.

‘La propuesta de Gaviria es importante porque puso en discusión el tema de avanzar hacia la búsqueda de la verdad y encontrar la justicia, yendo a las causas, tratando de superar el problema con una mirada tranquila y sin apasionamientos’, anotó Catatumbo.

En el debate radial, los jefes guerrilleros fueron preguntados también sobre el desarme de las FARC si se firma la paz y dijeron que para ellos lo que habrá es «una dejación de armas».

Explicaron que esa «dejación de armas» la entienden como «la no utilización en la política» y que eso «entraña la reciprocidad», es decir, «que el Estado no las utilice en la política».

Pablo Catatumbo aseguró que no se puede esperar que las FARC-EP entreguen sus armas sin que el Estado haya tomado medidas frente al fenómeno del paramilitarismo, que calificó como el «principal obstáculo para la paz».

«En Colombia persiste un paramilitarismo rampante, activo y creciente y ese tema parece que no le importara a la gente», señaló el integrante de la delegación negociadora de las FARC-EP.

En opinión de Catatumbo el «paramilitarismo de Estado» se hace visible en la desaparición forzada, el asesinato de sindicalistas y «de todo aquel que se ha propuesto luchar contra el régimen político, la corrupción y los intereses que mueven los hilos del Estado».

Con respecto al Ejército, dijeron que esperan que tras el fin del conflicto este «retorne a la defensa de las fronteras» y se modernice porque «está un poquito rezagado» en relación con otros del continente, porque «se ha dedicado a una guerra interna».

Por otra parte, Iván Márquez aseveró que actualmente sólo 13 niños menores de 15 años ocupan las filas de su guerrilla, y se comprometió a que los menores volverían a la vida civil.

también te puede interesar