Internacionales

Gobierno y FARC-EP consensuan mandato para subcomisión de desarme

Además del cese al fuego y la dejación de armas, incluye otros cinco aspectos claves para llegar al fin del conflicto

dialogos
Diálogos de paz en La Habana |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los lineamientos y  el mandato que regirán  los trabajos de la subcomisión conjunta de desarme que sugerirá las medidas a adoptar para terminar medio siglo de conflicto armado, fueron consensuados en La Habana por  los negociadores del Gobierno y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) al término del ciclo  32 de las conversaciones.

La subcomisión  técnica que tiene por fin iniciar las discusiones sobre el punto 3 “Fin del Conflicto” de la Agenda del Acuerdo General estará integrada por 10 miembros de cada parte que  no tendrán facultades negociadoras, se enfocará principalmente en la revisión y análisis de modelos y buenas prácticas nacionales e internacionales relacionadas con el tema del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, así como la dejación de armas, según un comunicado conjunto.

Por el Gobierno, el grupo del gobierno  lo encabezan el general Javier Flórez y el coronel Vicente Sarmiento, mientras que por las FARC-EP estarán los comandantes guerrilleros Joaquín Gómez y Carlos Lozada.

«La Subcomisión podrá invitar a reconocidos expertos en la materia (…). Los expertos los escogerán las delegaciones sobre la base de una lista presentada por los países garantes (Cuba y Noruega), o de común acuerdo. El funcionamiento de la Subcomisión no deberá interferir en la dinámica de La Mesa de Conversaciones», establece el reglamento acordado.

El comunicado conjunto del Gobierno y las FARC-EP enfatizó que el Fin del Conflicto es un proceso integral y simultáneo, que además del cese al fuego y la dejación de armas, incluye cinco aspectos más, de la misma importancia y trascendencia, los cuales conforman un todo.

Explica, además, “que tal circunstancia implica una permanente interrelación con la Mesa en la labor de intercambio de información y definiciones que se den respecto a cada de uno de los ítem comprometidos”.

Esclarece que esos aspectos son, esencialmente, las garantías de reincorporación de las FARC-EP a la vida civil,  en lo económico, lo social y lo político, de acuerdo con sus intereses.

También la revisión de la situación de las personas privadas de libertad, procesadas o condenadas, por pertenecer o colaborar con las FARC-EP, así como la intensificación del combate para acabar con las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Igualmente, la revisión, reforma y ajustes institucionales necesarios para hacer frente a los retos de la construcción de la paz; las garantías de seguridad y el esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo, entre otros.

Esta subcomisión, que sostendrá su próxima reunión en dos semanas más en La Habana, «elaborará informes periódicos sobre conclusiones y propuestas a la Mesa de Conversaciones».

también te puede interesar