Internacionales

La miopía afecta más a niños de clases altas

Los niños pobres son menos proclives a la miopía que los ricos

chino
Niño con lentes |

Redacción Central |

Un estudio realizado a una muestra de 20 mil niños chinos aseguró que los menores, cuando pertenecen a familias pobres, resultan menos propensos a la miopía que los más ricos.

El quid parece estar en la lectura y el acceso a libros toda vez que los niños de la provincia Shaanxi, donde estudiantes de familias de clase media cuentan con un mayor acceso a textos que requieren de mayor concentración, resultan el doble más miopes comparado con la más pobre y vecina provincia de Gansu, dijo el estudio en oftalmología de la Academia Americana de Oftalmología.

Los investigadores aseguraron que el hallazgo está basado en estudios con la mayor muestra poblacional jamás realizada en la materia.

El equipo científico estuvo formado por agencias gubernamentales y universidades chinas, así como expertos de la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos.

Examinaron la visión de estudiantes de cuarto y quinto grado de entre nueve y once años y, de ellos, más de nueve mil 400 de los estudiantes provenían de Shaanxi y más de 10 mil 100 de Gansu, la segunda provincia más empobrecida de China.

Según el estudio, cerca de un 23 por ciento de los jóvenes de Shaanxi padece un grado significativo de miopía, casi el doble que los de la provincia con peores ingresos de Gansu, que registró un 12,7 de casos con este defecto.

“El riesgo de padecer miopía se incrementa en un 69 por ciento en áreas de clase media, incluso luego de considerar otros factores de riesgo como el tiempo de lectura, actividades al aire libre, el clima o si los padres de los estudiantes usan anteojos”, agrega el estudio.

Ser bueno en matemática, actividad que requiere concentrarse intensamente sobre una hoja de papel, fue considerado como uno de los factores más determinantes para padecer miopía y, en cuanto a las niñas, estas demostraron ser más proclives a padecerla que los varones.

En un primer momento, los investigadores creyeron que el uso de pizarrones podría haber tenido un efecto protector contra la miopía, pero esta asociación se derrumbó cuando otros factores, como el historial familiar o las actividades al aire libre, fueron considerados.

“Lo importante ahora consiste en entender cómo los estudiantes de menores ingresos evitaron padecer miopía y así utilizar esas mismas estrategias a fin de prevenir más casos de miopía infantil en Asia y el mundo entero”, dijo el profesor y líder de la investigación Nathan Congdon del Centro Oftalmológico Zhongshan de la Universidad de Sun Yat-sen en Guangzhou, China.

La miopía ha aumentado rápidamente en algunas zonas desarrolladas de Asia del este, donde alcanzó del 80 al 90 por ciento de la población.

Estudios en Asia y Dinamarca muestran que la miopía es menos común en niños que pasan más tiempo a la intemperie y están expuestos a más luz natural. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar