Internacionales

Banco Central Europeo corta el crédito a la banca griega

Esta es la respuesta de presión de la Eurozona al programa de la Coalición de Izquierdas helénica Syriza

Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, lleva de la mano al jefe de Gobierno griego, Alexis Tsipras, en Bruselas | Reuters | YVES HERMAN

Redacción Central |

El Banco Central Europeo (BCE) anunció que a partir del 11 de febrero dejará de aceptar los bonos emitidos o garantizados por Grecia en sus operaciones de refinanciación, por lo que corta el crédito a los bancos helenos.

Esta es la respuesta de presión de la Eurozona, con la canciller federal alemana Angela Merkel a la cabeza, al programa de la Coalición de Izquierdas helénica Syriza y es la primera medida para forzar al nuevo Gobierno griego a renegociar el rescate impuesto por la troika, formada por el BCE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE).

La deuda griega se eleva actualmente a 315 mil millones de euros, equivalente al 175 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

La decisión se adopta cuando el primer ministro griego Alexis Tsipras, y el titular de Finanzas, Yannis Varufakis, protagonizan esta semana visitas a las principales capitales europeas para explicar definiciones de la política del nuevo gobierno.

Tsipras se reunió con los principales dirigentes de la Unión Europea para explicar su  programa en materia de lucha contra la corrupción y fraude fiscal, junto a la necesidad de un aligeramiento de las obligaciones presupuestarias de Grecia.

El primer ministro griego viajó también a París, donde pidió que Francia ejerza un papel protagonista en la tarea de dar una nueva orientación económica al continente y recuperar la senda del crecimiento y el empleo.

“Necesitamos un nuevo acuerdo para Europa, un nuevo acuerdo para regresar al crecimiento, reforzar el empleo y la cohesión social”, señaló Tsipras en una declaración conjunta con el presidente francés, François Hollande.

“No somos una amenaza para Europa, sino una oportunidad para Europa, que es nuestra casa común”, enfatizó.

Asimismo puso de relieve que se debe trabajar respetando las reglas de la cohabitación y que todos los países tienen que trabajar en pie de igualdad.

“No hay propietarios ni inquilinos”, subrayó el primer ministro griego.

Mientras tanto, en Atenas miles de personas se manifestaron contra el “chantaje” del B CE y en apoyo al Gobierno de Tsipras, con fuertes pronunciamientos de que no tienen miedo a los que quieren llevar a Grecia a la bancarrota.

también te puede interesar