Internacionales

Atribuyen a falla técnica caída de avión en Taiwán

Uno de los motores dejó de funcionar 37 segundos después del despegue y al parecer los pilotos apagaron el otro en un vano intento por reiniciarlo

Avión Taiwán
|

Redacción Central |

El director ejecutivo del Consejo de Seguridad de Aviación de Taiwán, Thomas Wang, atribuyó este viernes a una falla técnica la caída del avión de TransAsia en Taipei el pasado miércoles, con un saldo de 35 personas muertas.

Uno de los motores del ATR dejó de funcionar 37 segundos después del despegue y al parecer los pilotos apagaron el otro en un vano intento de reiniciarlo, explicó a periodistas.

Hasta ahora han sido hallados los cadáveres de 35 personas y ocho siguen desaparecidas, después de que la nave se estrellara el miércoles en un río de Taipéi. Fueron rescatadas 15 personas con heridas.

La alarma del avión empezó a sonar 37 segundos después del despegue, dijo Wang. Sin embargo, precisó, los datos señalan que no se había apagado, ni quemado, como dijo el piloto a la torre de control, sino que había pasado a modo de reposo, sin cambios en la presión de aceite.

Unos 46 segundos más tarde se apagó el motor izquierdo, al parecer por orden de uno de los pilotos, de modo que ninguno de los dos estaba en marcha. Se intentó un reinicio, pero el avión se estrelló 72 segundos después, señaló.

Wang dijo que es demasiado pronto para tener conclusiones concluyentes sobre por qué dejaron de funcionar los motores.

“Apenas es el tercer día, así que no podemos decir mucho”, acotó.

Para los expertos no está claro por qué se apagó el segundo motor, dado que el avión podía volar con uno solo.

Varios sitios Web especializados sobre aviación, como Flightradar24, sostienen que quizá los pilotos apagaron el motor erróneo al intentar reiniciarlo.

Por otra parte, el vicepresidente de Taiwán, Wu Den-yih, elogió al piloto Liao Chien-chung, quien murió en el accidente, pues al parecer el avión fue desviado de forma deliberada, alejándolo de los edificios antes de estrellarse.

«Cuando estuvo claro que su vida iba a terminar, manejó de forma meticulosa el sistema de vuelo y en los momentos finales aún quiso controlar el avión para evitar dañar a los residentes en las comunidades residenciales», puntualizó Wu.

Se sospecha que los ocho cuerpos desaparecidos podrían estar en otras zonas del río y han sido destinados 190 buzos para buscarlos.

Además, el Ministerio de Defensa Nacional envió tres helicópteros de rescate S-70C para buscar en el río, que desemboca en el océano en la costa noroeste de Taiwán.

El mal tiempo y las fuertes corrientes en el río Jilong dificultan las operaciones de rescate, debido a la casi nula visibilidad en las aguas y a la posibilidad de que los desaparecidos hayan sido arrastrados muchos kilómetros río abajo.

también te puede interesar