Internacionales

Propone Obama presupuesto de casi cuatro billones de dólares

La propuesta del mandatario estadounidense se aleja de años de políticas de austeridad y situarán el déficit en 2,5 por ciento en 2016, mientras que la deuda alcanzará el 75 por ciento del Producto Interno Bruto

Presidente Barack Obama
Presidente estadounidense, Barack Obama |

Redacción Central |

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso ante el Congreso un presupuesto de casi cuatro billones de dólares para el ejercicio fiscal 2016, con una ampliación del gasto en las áreas de infraestructura, militar y de investigación.

El plan presupuestario aumenta en 74 mil millones de dólares los gastos discrecionales, lo cual sobrepasa los límites fijados por la ley actual.

Según analistas, la propuesta del mandatario se aleja de años de políticas de austeridad y situarán el déficit en 2,5 por ciento en 2016, mientras que la deuda alcanzará el 75 por ciento del Producto Interno Bruto.

El proyecto contempla un gasto de 3,99 billones de dólares y unos ingresos de 3,53 billones. Las estimaciones para el nuevo año fiscal, que comienza el venidero 1 de octubre, establecen que la economía estadounidense crecerá 3,1 por ciento.

Según el Gobierno, el presupuesto busca “poner al centro el bienestar de las familias de clase  media”, al tiempo que pretende restaurar la disciplina fiscal.

De acuerdo con la Casa Blanca, Obama pedirá al Congreso eliminar los límites en el gasto fiscal, al considerar que los recortes automáticos perjudican los programas domésticos y la capacidad militar del país.

Para el Pentágono, el presidente solicita 585 mil 300 millones de dólares, un cuatro por ciento superior con relación al año fiscal actual.

En opinión de expertos, el nuevo plan prácticamente le garantiza al mandatario otra batalla con los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, en momentos en que el país logró reducir su déficit presupuestario.

No obstante, como anticipación a esos ataques, Obama propone como edulcorante un total de 561 mil millones de dólares en gastos militares y otros 530 mil millones para gastos no militares.

Esas cifras representan un incremento de 38 mil millones de dólares y 37 mil millones, respectivamente.

Los analistas consideran que la estrategia de Obama es obligar a los republicanos -reacios a aumentar el gasto público- a que escojan entre la seguridad nacional y la reducción del déficit.

En un encuentro privado en Filadelfia, Pensilvania, con líderes demócratas de la Cámara de Representantes el pasado jueves, el presidente indicó que para reducir los gastos su preferencia es operar con “bisturí y no un cuchillo de carnicero”.

También reiteró su amenaza de vetar cualquier legislación que elimine los alivios migratorios.

también te puede interesar