Internacionales

Estado Islámico afirma haber decapitado a rehén japonés

La supuesta ejecución de Kenji Goto suscitó indignación en gran parte de la comunidad internacional

kenji-goto-jogo-isis-isil-islamic-state
El grupo EI afirma haber decapitado al rehén japonés Kenji Goto |

Redacción Central |

Japón amaneció este domingo de luto ante la posible muerte por decapitación del segundo rehén nipón, Kenji Goto, secuestrado en Siria por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El gobierno calificó de “odiosa y despreciable” la supuesta ejecución de Goto, que suscitó un amplio rechazo internacional.

El EI difundió el sábado unas imágenes a través de su órgano de propaganda, Al Furqan, en las que el rehén japonés aparece arrodillado vestido con un mono naranja, mientras un hombre encapuchado detrás de él culpa al gobierno nipón de su muerte.

El vídeo termina con una foto del cuerpo tirado en el suelo, de espaldas, con la cabeza encima.

El portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga, juzgó este domingo como “altamente probable” la autenticidad del video atribuido al EI, y confirmó que la persona asesinada es seguramente Goto, un periodista independiente de 47 años secuestrado en Siria en octubre.

El grupo yihadista ya había anunciado hace una semana la ejecución de un  primer rehén japonés, Haruna Yukawa, capturado en agosto en territorio sirio, por el que  pedía un rescate de 200 millones de dólares.

Goto estaba tratando de hallar a su compatriota cuando también fue retenido por los terroristas.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, aseguró que su país nunca perdonará a los  terroristas y afirmó que el gobierno nipón no renunciará a combatir un “terrorismo inadmisible”.

La ejecución suscitó indignación en gran parte de la comunidad internacional.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó “el asesinato salvaje de Kenji Goto, que subraya la violencia que muchos padecieron en Irak y en Siria”.

Entretanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó el “odioso asesinato” del rehén japonés en un comunicado.

Su homólogo francés, François Hollande, también se mostró afectado por la  muerte de Goto.  El primer ministro británico David Cameron calificó, por su parte, de  “despreciable” y “espantosa” la ejecución, mientras que la canciller alemana Angela Merkel lo calificó como un “acto inhumano y odioso”.

Además de los dos japoneses, el EI ha reivindicado desde mediados de agosto la ejecución de cinco rehenes occidentales: los periodistas estadounidenses  James Foley y Steven Sotloff, el trabajador humanitario norteamericano Peter Kassig y otros dos cooperantes británicos, David Haines y Alan Henning, todos secuestrados en Siria.

también te puede interesar