Internacionales

Presidenta argentina propone disolución de la Secretaría de Inteligencia

Cristina Fernández denuncia toda la operación desatada para desacreditar a su gobierno

Cristina Fernández
Cristina Fernández | Atlas / EFE

Redacción Central |

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, propuso la disolución de la Secretaría de Inteligencia (SIDE) y la creación de una nueva dependencia, la Agencia Federal de Inteligencia, para lo cual enviará en breve un anteproyecto al Congreso, al cual convocó a sesión extraordinaria a partir del 1 de febrero para acelerar su debate.

“Es necesario transparentar los servicios (de inteligencia) porque no sirvieron a los intereses del país”, dijo Fernández en un mensaje transmitido en Cadena Nacional.

La nueva agencia propuesta por la presidenta tendrá competencia en la prevención de amenazas internacionales provenientes del terrorismo, el narcotráfico, la trata de personas y los delitos económicos y cibernéticos, entre otros.

Su objetivo esencial será garantizar y velar por la seguridad del Estado y de la Nación, así como de los derechos humanos y la democracia, recalcó la mandataria.

Según analistas, en diciembre pasado la jefa de Estado reajustó la jefatura de la SIDE, y con los nuevos mandos fueron desplazados los jefes y subjefes de las diversas direcciones de ese organismo, en lo que pareció el inicio de su reajuste.

Pero una denuncia contra el Ejecutivo, vinculada a elementos desplazados de la SIDE y aparentemente destinada a generar una estridencia mediática para ser empleada por fuerzas de la oposición, precipitó los acontecimientos.

El pasado 14 de enero el fiscal Alberto Nisman, quien investigaba un atentado en 1994 a la asociación judía AMIA, lanzó una imputación sin fuerza jurídica, ni figura delictiva contra la mandataria, el canciller y otros funcionarios.

Inmediatamente la oposición desató un escándalo mediático y de pronto apareció muerto el fiscal acusador, lo cual añadió otro condimento a la estridencia opositora.

Respecto a la citada denuncia, la presidenta advirtió que “no hay un solo abogado, un solo doctrinario, un solo magistrado que pueda creer que haya sido escrito por un abogado y mucho menos por un fiscal”.

Posteriormente salió a la luz que Nisman seguía las instrucciones y se nutría de la información que le suministraba Antonio Stiusso, alias Javier, quien fue hasta diciembre el jefe de Operaciones de Contrainteligencia en la SIDE.

Este a su vez respondía a la línea que le trazaba la CIA, según confirmaron documentos revelados por Wikileaks en 2011, recordó la presidenta, quien apuntó que el origen de la imputación parte de esa vinculación Stiusso-Nisman y el rechazo al Memorando de Entendimiento con Irán.

La mandataria también remarcó que desde que se selló el Entendimiento con Teherán en 2013, integrantes de los servicios de inteligencia comenzaron a bombardear el acuerdo, y se intensificaron las denuncias en su contra a un ritmo vertiginoso, con la complicidad de jueces, fiscales y periodistas.

Todo empeoró cuando, a los cuatro días de denunciar a la mandataria, el fiscal Nisman fue encontrado muerto en el baño de su departamento con un disparo en la sien.

Para la mandataria, la denuncia en su contra no tiene sustento y la verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del fiscal después de acusarla a ella y a su canciller, Héctor Timerman, entre otros funcionarios.

La Justicia investiga las circunstancias de la muerte. Aún no se determinó si fue un suicidio o un asesinato. Sin embargo, la jefa de Estado afirmó que está convencida de que Nisman no se suicidó.

En el discurso televisado a la nación, Fernández enfatizó sobre la necesidad de reformar también el Poder Judicial para que sea realmente independiente, democrático y transparente.

“Este gobierno es paradigma en la lucha por los derechos humanos y contra el terrorismo”, subrayó.

«A mi no me van a intimidar, no les tengo miedo, que hagan las denuncias que quieran, porque no se puede manejar a la Argentina de esa manera”, destacó.

El Poder Judicial en el caso del fiscal Nisman tiene un gran desafío, puntualizó.

también te puede interesar