Internacionales

El paso de Los Andes

Una hazaña inscrita entre las más difíciles y audaces de la Historia Militar Universal

Ejercito_Libertador_cruce_de_Cordillera_de_los_andes
Generales José de San Martín (i) and Bernardo O'Higgins (d) cruzando Los Andes |

Redacción Central |

“Un escultor es admirable, porque saca una figura de la piedra bruta: pero esos hombres que hacen pueblos son como más que hombres”. Así expresó el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, al referirse al general José de San Martín en su relato “Tres Héroes”.

José de San Martín fue el libertador del sur de Nuestramérica. De padres españoles, sintió que su deber lo llamaba a luchar por la libertad de estos pueblos. Desembarcó y formó un ejército que llevó a través de Los Andes. A esta hazaña militar se le conoce como el Cruce de los Andes, y se refiere al conjunto de maniobras realizadas por el Ejército de los Andes del 19 de enero al 8 de febrero de 1817, para atravesar la cordillera de los Andes desde la región argentina de Cuyo hasta Chile, y enfrentar a las tropas realistas leales a la Corona española que allí se encontraban.

San Martín estaba muy enfermo cuando cruzó Los Andes, vomitaba sangre y estaba postrado. En parte en camilla y en parte a duras penas sobre un caballo, comandó su ejército en la travesía.

Cuenta Martí que “donde estaba San Martín siguió siendo libre la América. En diez y ocho días cruzó con su ejército los Andes altísimos y fríos: iban los hombres como por el cielo, hambrientos, sedientos; abajo, muy abajo, los árboles parecían yerba, los torrentes rugían como leones. San Martín se encuentra al ejército español y lo deshace en la batalla de Maipo, lo derrota para siempre en la batalla de Chacabuco.”

Desde el punto de vista militar el cruce a una altura promedio de más de 4 mil metros sobre el nivel del mar, con temperaturas que oscilaban de 30 grados centígrados por el dia y menos 10 por las noches, fue una proeza para los más de 5 mil hombres que llevaban consigo 22 cañones, munición, toneladas de carne seca, reses, además de los fusiles con bayonetas y la ropa para soportar el frío.

Sólo imaginarse arrastrar los obuses y cañones por los riscos, bordes de precipicios, caminos inexistentes, subirlos por empinadas pendientes y bajarlos sin despeñarse, ya parece algo irrealizable.

San Martín logró llegar a Chile con un ejército dispuesto para el combate, vencedor. Y aunque su salud fue mala en toda la campaña, no dejó de dar órdenes durante los 500 kilómetros de recorrido a través de la imponente cordillera. Así son los héroes, nuestros héroes de América.

también te puede interesar