Internacionales

Ordena presidenta argentina desclasificar información pedida por fiscal hallado muerto

Según las investigaciones periciales, el fiscal presuntamente se suicidó

presidenta argentina, Cristina Fernández
Presidenta argentina, Cristina Fernández |

Redacción Central |

La presidenta Cristina Fernández ordenó desclasificar información de Inteligencia relacionada con la investigación del atentado en 1994 contra la mutual judía AMIA, solicitada la semana pasada por el fiscal de la causa, Alberto Nisman, quien murió de un disparo este  domingo.

La presidencia argentina informó este lunes en un comunicado que el secretario de Inteligencia (SI), Óscar Parrilli, notificó a la jueza federal María Servini que, por “expresa instrucción de la Presidenta de la Nación”,  autorizó desclasificar la información de inteligencia solicitada por Nisman.

El fiscal Alberto Nisman, fue hallado muerto de un disparo en su apartamento de Buenos Aires y debía declarar la tarde de este lunes ante la Comisión de Legislación Penal del Congreso, sobre las pruebas que le sirvieron para acusar a la presidenta y a su canciller Héctor Timerman, entre otros, de encubrir a Irán de sus supuestas responsabilidades en el atentado de hace 20 años en la capital argentina, que dejó 85 muertos y 300 heridos.

El fiscal Nisman hizo el pedido en su denuncia vinculada a la Causa AMIA y a la firma del Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán de 2013.

Parrilli recordó que Nisman “había librado oficios a la Secretaría Presidencial requiriendo la desclasificación de la identidad, las acciones, los hechos y circunstancias correspondientes al personal de inteligencia que surge del producido de las intervenciones telefónicas de los abonados” a cuatro número telefónicos detallados en la circular.

Por su parte, el canciller Timerman, en declaraciones a los periodistas tras una intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU, confió en que la Justicia esclarezca pronto la muerte del fiscal, pueda determinar la forma en que murió, que la Justicia pueda avanzar en este tema.

El canciller aseguró que Argentina tiene “crédito en materia de derechos humanos” suficiente como para que el mundo sepa que “va a llegar a resolver este tema y saber quién fue o cómo fue la forma en que murió”.

Timerman dijo desconocer las supuestas pruebas que el fiscal tenía en su contra, pero recordó que algunas de sus acusaciones han sido desmentidas por la Interpol.

Además lamentó el fallecimiento de Nisman y aseguró que ‘la muerte de una persona joven, (…) de esta manera, nos disminuye a todos como seres humanos’.

Por lo pronto, las primeras pericias revelan que la bala que se extrajo del cráneo de Alberto Nisman pertenece a la pistola calibre 22 registrada a su nombre y que se encontró en el lugar del hecho, adelantaron peritos al canal de noticias C5N.

Para el secretario de Seguridad Sergio Berni y los investigadores del caso, todo indica que se trató de un suicidio.

La puerta del departamento, en el piso 13 de la torre Le Parc de Puerto Madero estaba cerrada por dentro y el cuerpo del fiscal en el baño en una posición que obstaculizaba abrir la puerta.

Nisman era el procurador que investigaba desde hacía 10 años el atentado de 1994 contra una asociación judía argentina sin resultado alguno y que súbitamente acusó la pasada semana a la Presidenta y al canciller de encubrir a los autores de tal ataque.

Su denuncia acompañada por una estridencia mediática opositora iba a ser analizada este lunes en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, en la que los legisladores del oficialismo afirmaron que lo interrogarían para desenmascarar lo que consideran una falsa imputación.

también te puede interesar