Internacionales

En Sao Paulo comenzaron a racionar el agua

Autoridades alertaron que se enfrenta la peor crisis hídrica en los últimos 80 años

crisis hídrica
Lago seco cerca de la presa Nazare Paulista, parte del sistema de abastecimiento del Gran Sao Paulo | El Mundo

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El estado brasileño de Sao Paulo padece hoy la peor crisis hídrica de los últimos 80 años y las autoridades locales han comenzado a racionar el agua tras un año de intensa sequía.

El gobernador del Estado paulista, Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y la Compañía de Saneamiento Básico (Sabesp), responsable de suministrar el líquido a la mayor parte de la ciudad con una población de 12 millones de habitantes, admitieron que el suministro de agua a los hogares es menos por la situación crítica y que lo peor puede estar por llegar.

El recientemente elegido presidente de Sabesp, Jerson Kelman, explicó que si la situación sigue así, además del descenso de presión, se producirán cortes de agua en días alternos, “puede llegarse a eso. Esperemos que no”, aseguró.

Informó que el nivel de la segunda cota del llamado “volumen muerto”, una reserva técnica que comenzó a usarse en noviembre, opera al 6.2 por ciento de su capacidad.

En la ciudad de Nazaré Paulista, a 90 kilómetros de Sao Paulo, donde se ubica la represa Atibainha, que abastece al sistema hídrico de los embalses Cantareira para la ciudad y  67 municipios de la región, el bajo nivel de agua muestra animales muertos, mucha basura y hasta un Ford Escort oxidado donde hace pocos días alguien dejó un grafiti de “Bienvenidos al desierto de la Cantareira”.

El embalse ya se encuentra varios metros por debajo de su capacidad normal y Kelman alertó que para marzo puede secarse totalmente.

Especialistas aseguraron que la reducción de presión y de caudal afecta a más de mil 200 barrios en 37 ciudades del Estado, incluyendo la capital.

Las restricciones llegan después de una decisión judicial que deja sin efecto las multas a los clientes que excedieran el 20 por ciento su consumo medio de agua.

A pesar de las intensas tormentas de verano, el volumen de cinco de las seis reservas del Estado continuó su reducción dado que el agua no cae en las zonas altas del sistema de presas.

también te puede interesar