Internacionales

Gobierno colombiano y FARC-EP reanudarán conversaciones el 26 de enero

La guerrilla reitera que para aclimatar la paz se debe desescalonar la guerra y para lograrlo hay que partir del cese bilateral el fuego

Diálogo de paz FARC-EP y gobierno colombiano
Diálogo de paz FARC-EP y gobierno colombiano |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Tras el receso con motivo de fin de año, el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) reiniciarán el 26 de enero su proceso de conversaciones en La Habana, Cuba.

Según informaciones divulgadas en Bogotá, el objetivo de esta ronda de negociaciones será definir los detalles de cara al inicio del siguiente ciclo, centrado en los dos puntos pendientes de la agenda: víctimas y fin del conflicto.

Este domingo, la guerrilla hizo un nuevo llamamiento a la declaración de un alto el fuego por parte del Ejército colombiano.

«Lo primero que hay que identificar es que para aclimatar la paz hay que desescalonar la guerra y para hacer eso tenemos que partir del cese bilateral al fuego», afirmó Victoria Sandino, una de las portavoces de la delegación de las FARC-EP en La Habana.

«Hasta el momento ya habíamos dicho que hemos decretado de manera unilateral cinco treguas en distintos periodos a lo largo de este proceso», agregó, antes de defender que además de preparar la paz hay que «desescalonar» el conflicto y los ataques, incluidos los bombardeos de la aviación colombiana.

De igual modo, Jesús Santrich, miembro de la delegación de las FARC-EP  en los diálogos de paz con el Gobierno colombiano, ratificó que la organización pide la realización de un proceso constituyente que termine en una gran Asamblea Nacional integrada por todos los sectores del país, para refrendar un eventual acuerdo, aunque no descartó “alguna manera de que puedan coincidir los dos mecanismos”.

Las FARC-EP lo que rechazan es que “este proceso de refrendación no pueda ser tratado de manera unilateral, tiene que ser decidido en la mesa (de negociaciones de paz de La Habana) por las partes”, dijo Sandino.

Sandino estimó que el balance de más de dos años de negociaciones “es positivo”, pues se llegó a tres acuerdos parciales de los seis puntos de la agenda, aunque varios asuntos de ellos quedan pendientes.

Santrich añadió que, en definitiva “lo que hay hasta ahora es un cúmulo de promesas. Hay acuerdos parciales, pero no hay ningún elemento que por el momento indique que van a tener realización y no podemos confiar solo en la palabra del gobierno”.

Indicó que paralelamente a las negociaciones, el Gobierno está impulsado iniciativas legales, como la referente al tema agrario (133 de 2014), que “sin dudas va atropellar los intereses de los campesinos y de la población rural”.

Expresó que la permanencia del paramilitarismo y de la guerra sucia bajo la doctrina de la seguridad nacional, son también escollos para las pláticas de paz, que se reiniciarán dentro de varios días en La Habana.

también te puede interesar