Internacionales

Equipos de rescate recuperan cola de avión malasio accidentado

Los expertos advierten, sin embargo, de que las cajas negras no se encuentran en el interior

cola
Cola del avión de AirAsia rescatada del mar |

Redacción Central |

Los equipos de rescate indonesios recuperaron este sábado una sección de la cola del avión de AirAsia que se precipitó al mar con 162 personas a bordo el pasado 28 de diciembre en el mar de Java, aunque las cajas negras de la aeronave no estaban en su interior.

La pieza, de unos 10 metros de longitud, fue depositada en la cubierta superior de un barco a la espera de la llegada de los inspectores encargados de analizar las piezas.

El trozo de metal rojo, con la palabra «Asia» escrita, fue izado hasta la superficie empleando globos inflables. Pero una vez que se pudo examinar, se constató que las cajas negras permanecen aún bajo el agua.

“Podemos confirmar que la caja negra no está en la cola», aseguró a periodistas S. B. Supriyadi, coordinador indonesio de operaciones de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

Las dos cajas negras, que en realidad son de color anaranjado, guardan los registros de las conversaciones en la cabina y los datos de vuelo y son esenciales para conocer qué le sucedió al avión antes de caer al mar.

Las malas condiciones meteorológicas y del mar han dificultado los trabajos desde el primer día. Hasta la fecha, sólo se ha podido identificar la cola de la nave y se han recuperado 48 de los cuerpos de las víctimas.

Si las grabaciones de la caja negra son halladas, éstas serán trasladadas para su análisis en la capital indonesia Yakarta. A partir de ese momento podría demorar hasta dos semanas la descarga de datos, según los investigadores.

No obstante, la información podría ser accesible en tan solo dos días si los aparatos no están seriamente dañados.

Aunque las causas del accidente se desconocen, el Departamento Nacional de Meteorología indicó que las tormentas estacionales podrían ser uno de los factores.

Entre las 162 personas a bordo del avión había 155 indonesios, un francés (el copiloto), un británico, tres surcoreanos, un malasio y un ciudadano de Singapur.

La nave partió de Surabaya, Indonesia, con destino a Singapur, pero en medio de la travesía perdió contacto con los radares y se precipitó al mar.

también te puede interesar