Internacionales

Abatidos tres terroristas en Francia tras toma de rehenes

En el asalto al supermercado parisino murieron  cuatro de los rehenes

Policía francesa
|

Redacción Central |

La policía francesa lanzó hoy dos ataques simultáneos contra las tomas de rehenes de un supermercado en París y una fábrica en Dammartin-en-Goele y mató a los tres secuestradores, según informó la prensa.

Francia ha vivido las últimas jornadas en estado de shock, según reconoció el propio presidente Francois Hollande este viernes, tras varios incidentes desde el ataque a la redacción del periódico satírico Charlie Hebdo el pasado miércoles.

Las fuerzas de elite de la policía y la gendarmería, lanzaron primero el asalto sobre la fábrica en Dammartin-en-Goele, donde los dos terroristas que masacraron a varios periodistas, dibujantes y dos policías hace dos días, se atrincheraron en el lugar, a 40 kilómetros de París, no lejos del aeropuerto Charles de Gaulle.

Según medios franceses, tras un intenso tiroteo los dos atacantes, los hermanos Chérif y Said Kuachi, murieron al salir del edificio disparando contra las fuerzas de seguridad, mientras que el rehén que mantenían secuestrado pudo salir libre e ileso.

La policía también lanzó un ataque contra el lugar del segundo secuestro, una tienda judía de comida kosher en la periferia este de París, donde el terrorista que mató el jueves a una mujer policía e hirió gravemente a otro agente, entró fuertemente armado a primera hora de la tarde del viernes y amenazó con matar a los rehenes.

En el lugar se escucharon explosiones y al menos diez personas salieron corriendo del supermercado.

Este secuestrador también murió, según afirma Le Monde citando a la gendarmería francesa, aunque también fallecieron cuatro de los rehenes.

Amedy Coulibaly, de 32 años, el autor del secuestro en el Supermercado, evidentemente en combinación con los dos hermanos Kuachi, puso como condición a las fuerzas de seguridad para liberar a los rehenes que los dejaran escapar cuando se encontraban atrincherados en la fábrica tras una espectacular persecución.

En medio de estos incidentes, un tren de alta velocidad que  circulaba entre Lyon (este) y París tuvo que ser evacuado este viernes a medio camino después de que un árabe que viajaba sin billete se autoproclamara terrorista, según varias fuentes.

Un pasajero británico alertó a los controladores de la presencia del hombre, de origen sirio, y decidieron inmovilizar el tren en la estación de Creusot TGV, en el marco de las fuertes medidas de seguridad a raíz del atentado contra Charlie Hebdo.

La policía evacuó los dos vagones y detuvo al presunto terrorista, de unos treinta años y vestido con una cazadora negra, y luego el convoy siguió su marcha.

también te puede interesar