Internacionales

Reconoce Estados Unidos apoyo de Cuba en lucha contra el tráfico de drogas

Funcionarios norteamericanos admitieron la reputación cubana en la lucha contra ese flagelo, según el diario The Washington Post

Guardia Costera de Estados Unidos
Miembros de la Guardia Costera de Estados Unidos hacen guardia cerca de bolsas que contenían cocaína |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El influyente diario The Washington Post destacó este martes que funcionarios estadounidenses reconocieron la reputación de Cuba en la lucha contra el tráfico ilegal de drogas e insistieron en la necesidad de ampliar acuerdos de cooperación entre ambas naciones.

Un artículo del rotativo reconoce que durante años, ambos países han cooperado entre sí en la lucha contra las drogas, y la transmisión de información sobre los movimientos de barcos y aeronaves sospechosas a través del Caribe.

“El gobierno cubano no quiere ser un centro para los traficantes de drogas”, afirmó Barry McCaffrey, general retirado que sirvió como el zar antidrogas de la Casa Blanca durante la administración de Bill Clinton (1993-2001) y fue comandante del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos.

“Ellos (las autoridades cubanas) lo vieron como una amenaza para sus hijos, la fuerza de trabajo, su economía, su gobierno”, comentó McCaffrey.

El periódico estadounidense subraya la reputación de Cuba en el enfrentamiento al trasiego de estupefacientes ilegales con la aplicación de severos castigos, lo que contrasta, según el Post, con el panorama que se vivía antes de la Revolución, cuando  en discotecas y casinos de La Habana se movía una variada gama de sustancias ilícitas y fumaderos de opio.

El diario  destaca que, según un informe de Estados Unidos, en 2013 los tribunales cubanos sancionaron a 628 personas por cargos relacionados con drogas, 273 de los cuales recibieron penas de cárcel que van de seis a 10 años.

El referido documento, citado por The Washington Post, recalca que Cuba sigue compartiendo información con los países vecinos, incluido Estados Unidos, y ha tenido un éxito creciente en la localización de buques sospechosos.

Según el informe, el gobierno cubano notificó a la Guardia Costera estadounidense 27 veces en 2013, sobre la presencia de barcos sospechosos en tiempo real.

El Post comenta además que con los años, la cooperación en la lucha contra las drogas ha sido tensa por la política hostil entre ambas naciones.

La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA) tiene un agregado de la Guardia Costera que sirve como “especialista en el tema de drogas,” pero no hay agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

Vicki Huddleston, jefe de la SINA desde 1999 a 2002, dijo que a pesar de los esfuerzos de Cuba al enviar mensajes de radio alertando del tráfico de narcóticos en lanchas rápidas, la política de Estados Unidos en ese momento era no contestar.

«Tenemos que trabajar con los cubanos en una capacidad mucho mayor», afirmó Mike Vigil, exdirector de operaciones internacionales de la DEA, citado por el diario.

Vigil, quien también sirvió como agente especial de la DEA a cargo de la zona del Caribe, reconoció que “es una locura no hacerlo”.

también te puede interesar