Internacionales

Presidentes de EE.UU. y México analizaron tema migratorio

Obama pidió a Peña Nieto que lo ayude a promover sus acciones ejecutivas destinadas a postergar la deportación de unos cuatro millones de indocumentados

Obama y Peña Nieto
Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, analizaron este martes aspectos migratorios, de energía, seguridad, comercio y política exterior, según se conoció tras finalizar un encuentro entre ambos en la Casa Blanca.

Obama pidió a Peña Nieto que lo ayude a promover sus acciones ejecutivas destinadas a postergar la deportación de unos cuatro millones de indocumentados en Estados Unidos que están en peligro de ser devueltos a sus naciones de origen, más del 60 por ciento de los cuales proceden de México.

Por su parte, el mandatario mexicano agradeció a Obama su “muy inteligente y audaz decisión” con respecto a la inmigración y prometió ayudar a los migrantes mexicanos en Estados Unidos a obtener la documentación necesaria, incluyendo actas de nacimiento.

Obama también habló de sus esfuerzos por componer el “averiado” sistema de inmigración estadounidense y elogió la ayuda de México para atender el tema de los menores no acompañados que llegan a Estados Unidos.

Esquivando un Congreso poco cooperador, el presidente estadounidense dio a conocer varias medidas en noviembre pasado para ofrecer un estatus legal temporal a cerca de cinco millones de personas que viven ilegalmente en el país, en su mayoría mexicanos.

Obama refirió a reporteros que en el encuentro con Peña Nieto planteó el tema de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos el 26 de septiembre pasado después de enfrentarse con policías vinculados con narcotraficantes en la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, en el sur de México, debido a que el evento ha atraído la atención en el país y en el extranjero.

”Nuestro compromiso es ser un amigo y simpatizante de México en sus esfuerzos por eliminar el flagelo de la violencia y los cárteles de la droga responsables de tanta tragedia al interior de México”’, expresó.

Por su parte, Peña Nieto aseguró que su Gobierno tiene “el claro reto de combatir con mayor eficacia y contundencia al crimen organizado”.

“Agradezco al presidente (Obama) la disposición que ha mostrado y que nos ha confirmado para seguir trabajando en materia de seguridad ante el claro reto que tiene México de combatir con mayor eficacia y contundencia al crimen organizado”, subrayó.

Por otra parte, Obama comentó que la distensión en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba fue parte de sus discusiones con Peña Nieto, en las que expresó la esperanza de una política más constructiva hacia la nación caribeña.

Estados Unidos y Cuba decidieron normalizar sus relaciones el pasado 17 de diciembre, aunque el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington mantiene sobre la isla por más de medio siglo solo puede ser derogado por el Congreso norteamericano.

En tanto, Peña Nieto felicitó a Obama por su decisión audaz y aseguró que México será un incansable promotor de la buena vecindad entre Estados Unidos y Cuba.

“Hemos expresado nuestro deseo, nuestra esperanza de colaborar en este esfuerzo tan pronto como sea posible”, señaló.

Mientras tanto, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, fue el anfitrión de la segunda reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel de Estados Unidos y México, en la que también participaron el secretario mexicano de Hacienda, Luis Videgaray, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

también te puede interesar