Internacionales

Presidente de Francia condena prohibición a enterrar a niña gitana

Maria Francesca, una niña francesa de etnia gitana, no superó los diez meses y medio de vida. Y su entierro es motivo de polémica

El presidente francés, Francois Hollande
El presidente francés, Francois Hollande | larepublica.pe

Redacción Central |

El presidente de Francia, François Hollande, condenó este lunes la aparente negativa de un pequeño pueblo francés cerca de París de enterrar a una bebé gitana en su cementerio.

Tras la muerte súbita de la pequeña, la familia de la menor, una pareja de unos 35 años con otros dos hijos, intentaron enterrar a su hijita en un cementerio local; pero se encontraron para su sorpresa con la negativa de Christian Leclerc, alcalde de Champlan, quien alegó que había «poco espacio disponible y la prioridad la tienen aquellos que pagan impuestos».

Más tarde dijo que sus comentarios habían sido mal interpretados y que la niña podía ser enterrada en Champlan, pero finalmente fue enterrada en el pueblo vecino de Wissous , situada a unos 7km de Champlan.

La réplica del alcalde generó la respuesta de asociaciones de derechos humanos, que hablan de «racismo, xenofobia y estigmatización», así como de  políticos de ideologías varias y  ciudadanos.

«No aceptaré la Francia que trata así a sus ciudadanos», dijo este lunes el presidente francés, François Hollande.

Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls, escribió en Twitter: «Negar la sepultura a un menor a causa de su origen es un insulto a su memoria y un insulto a lo que representa Francia».

El defensor del pueblo, Jacques Tubot, declaró estar «sorprendido y anonadado» por el caso y dijo que iniciará las investigaciones pertinentes.

Incluso Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional, un partido de derecha abiertamente antinmigración, habló de «un tema bien triste en el que la burocracia barrió el sentido de la compasión».

también te puede interesar