Internacionales

El príncipe Andrés, el hijo de Isabel II salpicado por escándalo sexual

El caso del Príncipe Andrés y la ex esclava sexual Virginia Roberts, conocida judicialmente como Jane Doe 3, va tornándose cada vez más complicado para el Duque de York

Príncipe Andrés, Duque de York
Príncipe Andrés, Duque de York | Getty Images

Redacción Central |

El Príncipe Andrés, tercer hijo de Isabel II, suspendió sus vacaciones de esquí en Suiza, donde disfrutaba junto a sus dos hijas y su ex esposa Sarah Ferguson, para preparar su defensa en Londres, tras ser acusado por Virginia Roberts, una joven que asegura haber sido esclava sexual del miembro de la realeza.

Roberts, de 30 años, ha asegurado a la fiscalía federal que fue obligada por el magnate Jeffrey Epstein a mantener relaciones sexuales tres veces con el Duque de York cuando tenía 17 años y era menor de edad. La crisis que ha abierto su testimonio ha obligado a Buckingham a emitir tres comunicados de desmentido desde el pasado viernes, algo inusual.

El Duque de York aseguró el pasado viernes que nunca ha tenido contactos sexuales con menores, sin embargo, existe una fotografía del príncipe Andrés junto a la joven, a la que toma por la cintura en presencia de Ghislaine Maxwell, hija del malogrado magnate de la prensa británica Robert Maxweell, fallecido en su yate en extrañas circunstancias, y que se presume hacia de madame para la trama de abuso de menores de Epstein.

Virginia Roberts, hoy madre de tres hijos, residió largo tiempo en Australia y hoy vive en California. Se fugó de casa a los once años y trabajaba a los quince como asistente de vestuario en un club de Donald Trump, en Florida. Era una chica guapa, de ojos claros y talante afable. Allí fue descubierta por Ghislaine Maxwell, para luego entrar en el turbio universo del multimillonario Epstein.

Roberts entró al club de Epstein contratada como teórica «masajista», pronto se le explicó la naturaleza de los masajes, con los que atendió a numerosos e influyentes amigos de su jefe, entre los que se encuentra el príncipe y Duque de York.

Recorría el mundo en el jet privado del magnate y conoció a multitud de personajes relevantes. A los 19 años fue enviada por su jefe a un curso de masajes en Australia. Allí trabó amistad con un profesor de artes marciales y en solo diez días se casó con él. Fue tal vez un modo de huir del círculo de abuso de menores en que estuvo inscrita entre 1999 y 2002.

también te puede interesar