Internacionales

Crematorios del Ejército mexicano pudieron usarse para incinerar a normalistas

Investigadores refutan la tesis presentada por la Procuraduría General de la República sobre el destino final de los estudiantes de Iguala

estudiantes desaparecidos
Miles han salido a las calles a exigirla aparición con vida de los 43 normalistas |

Redacción Central |

Varios crematorios del Ejército de México están bajo la mira de investigadores, quienes aseguran que en esos sitios pudieron incinerarse los 43 estudiantes normalistas desparecidos en Iguala, al sur del estado de Guerrero.

Los investigadores Jorge Antonio Montemayor, de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Pablo Ugalde, de la Universidad Autónoma Metropolitana, afirman que los jóvenes no pudieron ser incinerados en un basurero, tal y como asegura que sucedió la Procuraduría General de la República.

“Si los 43 cadáveres se hubiesen quemado con pura leña, se hubiesen necesitado un promedio de 33 toneladas de troncos de árboles de unas cuatro pulgadas de diámetro”, explicaron.

Si hubieran utilizado neumáticos, la “quemazón hubiese dejado una inmensa columna de humo que difícilmente pasaría inadvertida, pues se podría haber visto desde 10 kilómetros de distancia”, precisaron los investigadores.

La hipótesis de que los estudiantes fueron incinerados en crematorios modernos del Ejército o de empresas privadas es bastante probable, señalaron.

Los estudiantes desaparecieron el pasado 26 de septiembre tras una represión del cuerpo policial de Iguala. Desde entonces no han cesado las protestas en el país para exigir justicia.

también te puede interesar