Internacionales

Estado Islámico destruye antigua mezquita en Irak

Los fundamentalistas islámicos amenazan con derrumbar otros diez templos de la ciudad de Mosul en los próximos días

mezquita-desrtruida
Mezquita destruida |

Redacción Central |

Una histórica mezquita de la ciudad de Mosul, en Irak, fue destruida este viernes por el grupo terrorista del Estado Islámico (EI), el cual amenazó con hacer lo mismo con otros diez recintos religiosos en los próximos días.

Un comunicado divulgado por el EI indica que demolieron un templo en el barrio Farouk, que databa de 1838, alegando que había sido construido sobre un antiguo cementerio.

Los extremistas indicaron además que ya evacuaron en las últimas horas otros diez santuarios en Mosul y se preparan para demolerlos con explosivos.

Previamente, el EI destruyó la Iglesia Católica de la Virgen María, la Iglesia de San Jorge así como otros sitios sagrados de esa ciudad, la segunda mayor del país y capital del noroccidental estado de Nínive, la cual ocupan desde junio de 2014.

El pasado 27 de diciembre ante las amenazas del EI de destruir sitios sagrados en las ciudades que controlan, el ayatola iraní Mohammad Emami Kashani alertó que «el más leve insulto contra los santos lugares iraquíes recibirá una contundente respuesta».

Entretanto, el diario The Washingont Post señaló este viernes que las fuerzas terrestres norteamericanas en Iraq corren serios peligros y están a punto de participar en combates directos contra los fundamentalistas, a pesar de la actual estrategia de la Casa Blanca.

El rotativo pone como ejemplo la situación en la provincia iraquí de Anbar, donde más de 300 efectivos norteamericanos están en la base de Ayn Al Asad, blanco de la artillería y los cohetes del Estado Islámico (EI) desde localidades cercanas.

Los asesores estadounidenses no han sufrido bajas en esos ataques, pero el nivel de violencia en la zona subraya los riesgos que ellos enfrentan, añade la publicación.

El presidente Barack Obama prometió no involucrar agrupaciones terrestres directamente en combate en la lucha contra los fundamentalistas en el Medio Oriente, pero según el Post la actual situación conspira contra esa estrategia del mandatario.

El número de militares norteamericanos estacionados en suelo iraquí crecerá próximamente hasta tres mil, de unos dos mil que hay actualmente estacionados en Bagdad, la capital, en la norteña ciudad de Irbil y la provincia de Anbar, ahora bajo una intensa ofensiva del EI.

también te puede interesar