Internacionales

Dilma, difícil pero no imposible ganar en la segunda vuelta

Dilma Rousseff tiene un escenario difícil para triunfar en la segunda y definitiva ronda electoral en Brasil

Dilma Rousseff en campaña electoral
Dilma Rousseff en campaña electoral |

Redacción Central |

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones de Brasil plantean un escenario difícil de cara a la reelección de Dilma Rousseff, que tampoco será tranquilo para su oponente Aécio Neves, coinciden en afirmar analistas.

Rousseff ganó el 41.6 por ciento de las simpatías del electorado en la primera vuelta, lo que no fue del todo alentador, pero tampoco para su oponente, Aécio Neves (33.5) que ahora, en cambio, cuenta con el respaldo de Marina Silva, fuera ya de la contienda.

La votación de Rousseff disminuyó si se compara con la alcanzada en la primera vuelta en 2010 (46.9 por ciento) equivalente a una caída de cuatro millones de votos y, además, en tres de las cuatro mayores zonas electorales la actual presidenta solo superó a Neves por 700 mil votos en Río, 400 mil en el estado natal de ambos, Minas Gerais, y escasos 110 mil en Río Grande do Sul.

Los estrategas de Rousseff opinan que será necesario recuperar al menos 30 por ciento de los 21 millones de votos de Silva, lo que significaría unos 7 millones de electores que abandonaron a la actual mandataria en mitad del trayecto y se pasaron a los llamados mesiánicos de la adversaria.

El PT se da por seguro que parte del electorado de Silva se pase a Neves, pero existe también un sector que pudiera ser decisivo, integrados por desilusionados con el PT y Rousseff, que pasaron a apoyar a evangelista pero rechazan con firmeza el neoliberalismo enfático del Neves.

El gran soporte del PSDB está en las clases medias urbanas, especialmente de las regiones más ricas del país que se hallan en el sur, centro-oeste y sureste, donde se concentra el mayor contingente de electores.

Neves contará, además de sus propios respaldos, con los apoyos esenciales de los grandes grupos mediáticos, del mercado financiero y de los sectores más conservadores del campo y del empresariado.(Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar