Internacionales

España confirma primer contagio por ébola en Europa

Hay unos 30 profesionales sanitarios sometidos a vigilancia epidemiológica

Miguel Pajares fue el primer ciudadano español fallecido por ébola
Miguel Pajares fue el primer ciudadano español fallecido por ébola | Reuters

Redacción Central |

Una enfermera atendió al misionero Manuel García Viejo, quien contrajo el ébola en Liberia y luego fue trasladado a España, es el primer caso de contagio del virus en Europa, confirmaron fuentes de la nación ibérica.

La enfermera también estuvo entre quienes atendieron a Miguel Pajares,  el otro misionero que había trabajado como médico en un hospital de Liberia y falleció recientemente.

Al día siguiente del fallecimiento de García Viejo, la auxiliar de enfermería se fue de vacaciones y estuvo haciendo vida normal, hasta que cinco días después aparecieron los primeros síntomas, “fiebre y un poco de astenia” o sensación de debilidad, según el director general de atención primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany.

Actualmente, la mujer infectada se encuentra ingresada en el Hospital Universitario Fundación de Alcorcón, localidad del sur de Madrid y los dos análisis realizados confirman la infección.

Alemany descartó que la profesional sanitaria hubiese contraído el virus a través de una exposición accidental y reconoció que se desconoce el modo en que se produjo el contagio y “lo que ha podido fallar”.

Unos treinta profesionales sanitarios que atendieron a los dos misioneros y trabajaron junto a esta mujer están siendo sometidos a vigilancia epidemiológica, así como el esposo de la auxiliar infectada y su entorno familiar.

Por su parte, la ministra española de Sanidad, Ana Mato, aseguró que se han tomado todas las medidas para tratar de evitar nuevos casos y garantizar la seguridad ciudadana.

El Ministerio de Sanidad se ha puesto en contacto con los profesionales de emergencias que atendieron a la mujer, un médico y dos técnicos,  y con los profesionales del hospital donde fue atendida para ver hasta qué punto puede haber contagio, que para que se produzca tiene que ser directo a través de fluidos.

Alemany recalcó que el protocolo ante un posible caso de ébola que se activó para atender al paciente García Viejo dispuso de todos los recursos necesarios y siguió las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud.

El caso ha desatado una ola de protestas dentro de sectores médicos  y de salud en general.

El presidente del Consejo General de Enfermería español, Máximo González Jurado, pidió hoy explicaciones al Ministerio de Sanidad sobre el contagio y anunció que si fuera necesario recurrirá a los tribunales para exigir responsabilidades.

En la misma línea, la portavoz de Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), Marta Hernández, reclamó  la dimisión de Mato, ante lo que calificó como un «hecho gravísimo».

Igualmente, el  secretario general del sindicato de enfermería SATSE, José Manuel Freire Calvo, recordó  que ya habían advertido que el hospital  Carlos III no reúne las «condiciones suficientes» para atender este tipo de pacientes y que el contagio demuestra que «algo ha fallado».

También  la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha acusado al Gobierno de actuar con «irresponsabilidad».

Mientras tanto, las preocupaciones en el continente europeo se multiplican. Un análisis basado en patrones de desplazamiento y ritmo de contagio advierte que existe un 75 por ciento de probabilidades de que el ébola llegue a Francia antes de la última semana de octubre y un 50 por ciento de que para entonces se detecte el primer caso en Reino Unido.

De acuerdo con esos resultados,    Francia se encuentra entre los países con mayores posibilidades de detectar un caso de ébola cerca de sus fronteras ya que la población de los países más afectados, Guinea, Sierra Leona y Liberia,  es francoparlante.

El aeropuerto británico de Heathrow, por su parte, es uno de los mayores puntos de tránsito del mundo. Los especialistas que han estudiando el desplazamiento del virus en varias universidades europeas, concluyen que  aún aplicando estrictas medidas de seguridad, como por ejemplo la reducción del 80 por ciento de los vuelos a los epicentros de la epidemia, todavía existiría una posibilidad nada descartable (un 25 por ciento) de que el virus apareciera dentro de las fronteras galas.

también te puede interesar