Internacionales

Candidatos brasileños concluyeron sus campañas electorales

La batalla electoral seguirá ahora en las calles hasta el sábado

Dilma Rousseff, Marina Silva y Aecio Neves
Dilma Rousseff, Marina Silva y Aecio Neves |

Redacción Central |

Los candidatos a la presidencia de Brasil concluyeron este jueves sus campañas promocionales en la televisión y la radio y anoche tuvieron su último debate televisivo, aunque la batalla electoral seguirá en las calles hasta el sábado, un día antes de que 142 millones de brasileños acudan a las urnas.

Dilma Rousseff, actual mandataria y aspirante a la  reelección, en su aparición en las pantallas ofreció al país un gobierno nuevo con ideas nuevas, para mantener lo bueno y cambiar lo malo.

La presidenta hizo un repaso a los resultados de su gestión desde el 1ro de enero de 2011, pero también destacó todos los avances sociales experimentados por el país durante los ocho años que gobernó su antecesor y mentor, Luiz Inácio Lula da Silva.

El expresidente, uno de los políticos más carismáticos del país, también apareció en el espacio de Rousseff para insistir en que su segundo mandato “fue mucho mejor que el primero” y expresar su “más absoluta convicción de que así será con Dilma”.

Lula destacó que Brasil ha mejorado y eso es lo que hay que defender en las elecciones del domingo.

Rousseff en alusión a los vastos programas sociales de su Gobierno, que todos los otros candidatos prometen mantener,  insistió en que su eventual segundo mandato se resumirá en esa frase de “Gobierno nuevo con ideas nuevas”, para llevar adelante renovados planes en mejoras de la salud, la seguridad, la educación, la generación de empleo, reducir la burocracia y endurecer el combate a la corrupción.

Marina Silva, concluyó su campaña con críticas a la mandataria, y volvió a aludir  a su origen pobre y su conexión con la Amazonía, en la que nació, creció y trabajó en su infancia, como recolectora de caucho.

“Soñé un día con cosas simples. Soñé con dejar de ser analfabeta y lo conseguí a los 16 años, cuando fui a la ciudad. Cuando volvía a ver a mi familia, veía que hablaban un mal portugués, pero ellos conocían los secretos de la selva”, declaró.

Por su parte, Aécio Neves, tercero en los sondeos, pidió al electorado que le respalde con el voto útil necesario para vencer a la mandataria Dilma Rousseff.

Neves se presentó junto a su familia y dijo que fue en su hogar en donde aprendió que «decencia y política pueden andar juntas».

Citó a su abuelo Tancredo Neves, quien en 1985 fue el primer presidente civil elegido en Brasil tras 21 años de dictadura, pero murió antes de ocupar el cargo en un episodio traumático para el país, y afirmó que también con él aprendió sobre conducta.

Las encuestas continúan situando a Rousseff al frente de los sondeos con un 40 por ciento,  seguida por la ecologista Marina Silva, cuya intención de voto cayó considerablemente, lo que le ha dado nuevos bríos a Neves de cara a una posible segunda vuelta, necesaria si ningún candidato supera el 50 por ciento.

también te puede interesar