Internacionales

Los casos de chikungunya llegan a los 29 mil en El Salvador

La enfermedad se ha convertido en un desafío sanitario para las autoridades salvadoreñas

Redacción Central |

En El Salvador se registran ya más de 29 mil  casos confirmados  de la fiebre chikungunya, señaló el viceministro de Salud de ese país, Eduardo Espinoza.

La enfermedad se ha convertido en un desafío sanitario para las autoridades  salvadoreñas, porque “la tasa de ataque de chikungunya es superior a la del dengue; es la primera vez que se da en el país y eso hace que toda la población esté absolutamente susceptible; no hay inmunidad subyacente, explicó el viceministro.

“Cualquier persona que tenga contacto con el virus a través del vector, inmediatamente se enferma. Por eso tenemos esta tasa de ataque que es superior al 65 por ciento”, subrayó.

La mayor tasa se concentra en los grupos de personas entre los cinco y los 19 años de edad, igual que está sucediendo con el dengue; también existe una buena cantidad de casos entre jóvenes  de 20 y 29 años, indicó.

Espinoza añadió que del total de 29 mil 704 con fiebre del chikungunya, 17 mil 860 se reportan en San Salvador, es decir, más del 60 por ciento. Le siguen los departamentos o provincias de La Libertad, San Vicente y Sonsonate.

El funcionario explicó que estas zonas, además de ser las más pobladas, son aquellas en las que hay una mayor concentración de mosquitos Aedes aegyptis, transmisor tanto de la fiebre chikungunya como del dengue.

Ante el nivel de epidemia, las autoridades salvadoreñas catalogan los casos de chikungunya por la sintomatología presentada por los pacientes.

El viceministro explicó que en esta situación se hace un muestreo de uno por cada 10 casos para su confirmación a través de estudios científicos, que tienen un alto costo.

En El Salvador no se han reportado fallecimientos por el virus del chikungunya. En contraste, cuatro han fallecido por dengue y en lo que va de año se han registrado 41 mil 532 casos sospechosos.

El Ministerio de Salud (Minsal) ha adoptado las mismas medidas para combatir tanto el chikungunya como el dengue, tomando en cuenta que no hay tratamiento específico y que las vacunas están aún en fase experimental.

En la actualidad hay un esfuerzo grande de fumigación y de destrucción de los posibles criaderos de zancudos en las zonas más afectadas, que culminará con una Jornada Nacional Contra el Dengue de cuatro días de duración a mediados de octubre.

El Gobierno salvadoreño ha gastado alrededor de 10 millones de dólares en el combate del chikungunya, especialmente en las acciones para la fumigación y destrucción de criaderos de mosquitos, así como los costos de consulta en el primer nivel, red hospitalaria y unidades de cuidados intensivos en casos complicados, informó el Minsal.

Otros 17 millones de dólares adicionales se han invertido en el dengue. A esto debe sumarse el costo de cada una de las Jornadas Nacionales contra el Dengue,  de en torno a un millón de dólares, por lo que en total el gasto combinado supera los 30 millones de dólares, lo que no es poco para la economía salvadoreña.

también te puede interesar